Alta motivación ante Colombia

Venezuela tiene grandes aspiraciones de vencer a Colombia en suelo local. Foto: Agencias

Rafael Dudamel contó este miércoles por primera vez con los 30 jugadores convocados para esta doble fecha del premundial suramericano, en un entrenamiento que se desarrolló a final de la tarde en la cancha de Pueblo Nuevo a puerta cerrada, pero antes de iniciar los trabajos, Rómulo Otero conversó con los medios presentes y resaltó que llega “bastante motivado después de marcar un muy buen gol” en Brasil.

El mediocampista, quien le dio la victoria a su Atlético Minero con un golazo de tiro libre en los compases finales del duelo dominical ante Ponte Preta, visualiza “un partido bastante difícil”, pero apunta que deben jugarlo “sin presiones”, más allá de “tratar de ganarlo por nosotros, por nuestra familia y por toda Venezuela”.

Con Rusia fuera de vista, ya la cabeza está en Catar.

“Desde aquí nos preparamos”, asegura Otero, quien espera volver a hacerse sentir con la pelota quieta: “Me lo estoy imaginando desde que llegué a San Cristóbal, ojalá se dé”.

La Vinotinto recibirá este jueves, a partir de las 5:00 de la tarde, a una selección de Colombia que no gana un partido de eliminatoria en suelo venezolano desde hace más de 20 años, y de hecho, su única victoria por estos lares -en siete intentos- fue la de diciembre de 1996, con los goles de Jorge Bermúdez e Iván Valenciano (0-2).

Luego, en sus siguientes cuatro visitas, el balance es de dos empates (2001, 2005) y un par de victorias de Venezuela (2009 y 2013). Esa es la racha que los dirigidos por Rafael Dudamel tratarán de extender, pero hay otros números que no son tan alentadores, y es que el rendimiento de la selección nacional como local en este premundial dista muchísimo de lo esperado: Sólo cinco puntos de 21 posibles.

Por ese registro, puede decirse que la Vinotinto está en deuda con su gente. Sin embargo, el regreso al “Templo” presenta un marco ideal para una reivindicación (como el 5-0 de noviembre ante Bolivia), y más cuando se trata de “ese partido aparte contra Colombia, que para nosotros es como un clásico”, como bien refirió Josef Martínez el  lunes.

Además, el rival llega al duelo con el cartel de ser segundo en la clasificación, sólo por detrás del imponente Brasil de Tite.

Agencias

Comentarios