18 de January del 2019

Luis Jiménez metió a Caribes en la semifinal

Foto: Prensa LVBP

Caribes de Anzoátegui completó una tarea titánica, impensada para muchos antes del inicio de los playoffs. No sólo derrotó a Navegantes del Magallanes en la primera fase de la postemporada, sino que también remontó una serie desfavorable 2-0.

Luis Jiménez, se puede jactar de decir que con un batazo mandó al Magallanes al juego del comodín. Con su poder, pudo sacar la bola en el séptimo inning, para darle el triunfo a los indígenas de 7-4 en el Estadio José Bernardo Pérez.

“Gracias a Dios regresamos en la serie, jugamos un gran beisbol. Empezamos a hacer las cosas bien y aquí estamos”, señaló el manager de los anzoatiguenses, Omar López. “Muchas cosas se nos pusieron en el camino y, poco a poco, pudimos superarlas”.

Los orientales, enfocados en inscribirse entre los cuatro mejores equipos de la campaña y de evitar un séptimo desafío ante los navieros, madrugaron al abridor turco Loga Durán, con tres carreras en el mismo primer inning. Orlando Arcia pegó vuelacerca de dos carreras y Willians Astudillo remolcó desde la segunda almohadilla a Alexi Amarista, con sencillo al centro del campo.

El dominicano Durán, enderezó el camino luego de ese daño en la primera entrada, y solo permitió una carrera más en el quinto tramo, gracias al productivo bate de Astudillo, que con bases llenas se sacrificó con elevado al jardín derecho.

“Salimos a ganar desde el principio y gracias a Dios se nos dio la oportunidad. Nosotros somos una familia, se nos ha dado la oportunidad de luchar juntos y aquí estamos celebrando. Somos un equipo aguerrido”, dijo Astudillo, que en la serie remolcó cinco rayitas.

La nave pudo anotar por primera vez en el cierre del segundo tramo, producto de un error a la defensiva del antesalista Luis Sardiñas, que le permitió a Delmon Young pisar el plato desde la tercera base.

Con el score 4-1, los filibusteros llenos de ímpetu y buscando el despertar ofensivo, pudieron igualar las acciones en el quinto inning, con un rally de tres anotaciones. Con las almohadillas repletas, Reynaldo Rodríguez dio sencillo que fletó a Rayder Ascanio y a Alex Romero. Luego, Cedeño anotó con elevado a la derecha de Young.

Los bucaneros, desperdiciaron la oportunidad de revertir la pizarra en ese quinto episodio, situación que pagarían muy caro más adelante en el encuentro.

La mesa quedó servida para la séptima entrada. Después de dos outs, Amarista pegó incogible y, Astudillo, en un gran turno ante Ryan Kussmaul, puso la bola detrás de la inicial gracias a su gran contacto con el madero, para que Jiménez, se llevara la cerca por todo el jardín central y colocara cifras definitivas al encuentro de 7 por 4.

“Supe manejar ese turno y lo luché hasta el final, hasta que se me dio la oportunidad de dar ese hit. Luego Luis Jiménez la sacó”, exclamó Astudillo, que le dio la victoria a los suyos en el quinto juego con un cuadrangular en el octavo tramo.

Para completar la faena, aparecieron los brazos de Mayckol Guaipe, Jairo Díaz y Juan Carlos Gutiérrez, que lanzaron los últimos tres episodios en los que solo admitieron un inatrapable.

“Vamos a la segunda ronda, con el mismo corazón, el mismo cariño, el mismo espíritu competitivo de Caribes. Nunca subestimen al campeón, y menos el corazón de Caribes”, sentenció el timonel de los orientales.

Caribes, que ganó cuatro juegos seguidos en la serie ante los eléctricos, clasificó a las semifinales por cuarta campaña consecutiva, instancia en la que se medirá a los Leones del Caracas, por segunda zafra seguida. Por su parte, los Navegantes tendrán una última oportunidad para acceder a la próxima fase, cuando disputen el compromiso del comodín ante los Tigres de Aragua en el parque valenciano.

Vía: Nota de prensa

Comentarios