16 de December del 2018

Se fue el presidente eterno del voleibol aragüeño

Óscar Palencia le entregó su vida al voleibol aragüeño. Foto: Cortesía

Hace una semana el deporte aragüeño perdió en vida al atleta Rafael Romero Bolívar, dosage viagra el pasado miércoles, viagra order un incansable luchador, específicamente en la disciplina del voleibol, quien dejó el plano terrenal para encontrarse con múltiples glorias de la entidad que desde el cielo empujan a buscar los sitiales de honores atléticos.

Por muchos años, Óscar Andrés Palencia fue presidente de la Asociación de Voleibol del estado Aragua, fue de esos hombres que siempre trabajaron de forma incansable sin esperar nada a cambio, sólo pedían más atención a la disciplina esperando ver a sus jugadores en lo más alto del podio.

Muchos de sus allegados, quienes compartieron cancha y oficina junto a él, coinciden que siempre estuvo en todas las etapas del voleibol, donde hubo hambre, sueño, sed y quebrantos de salud, pero nunca abandonó sus grandes deseos de seguir luchando y ver a los sextetos azulgranas entre los mejores del país.

Cuenta Herminia Márquez, esposa de la gloria deportiva aragüeña Alfredo “Ratón” Márquez y madre de la atleta dos veces jugadora más valiosa de la liga profesional de voleibol, Graciela Márquez, que muchos de esos dignos deportistas que hoy en día triunfan a nivel deportivo y profesional compartieron tabloncillo con Óscar Palencia, bien sea en el Polideportivo Las Delicias, Gimnasio “Ratón” Márquez o un poco más allá, en el Gastón Portillo.

El presidente eterno del voleibol azulgrana, Óscar Andrés Palencia, murió el pasado miércoles en el Seguro Social de San José, tras sufrir una deficiencia respiratoria y sus restos fueron enterrados en el Cementerio Metropolitano.

Palencia inició sus pasos en el voleibol desde 1964 y desde entonces no se separó de la disciplina, cuando nació el Aragua Voleibol Club, tanto en masculino y femenino, Palencia siempre fue un leal colaborador en la liga profesional venezolana, siendo un agente importante en la obtención de los dos títulos seguidos por parte de las féminas azulgranas. Paz a sus restos.

Comentarios