22 de July del 2018

Casimiro Cróquer: La leyenda viviente de los “desterrados” de Turiamo

El popular Casimiro “Cachimbo” Cróquer cuenta sus vivencias en su tierra natal y fuera de ésta. Foto: Leonardo Torrealba

Hablar de Casimiro “Cachimbo” Cróquer es hacer referencia a la devoción, fe y creencia en torno a los Diablos Danzantes de Turiamo, pues desde que tenía 10 años ha dedicado su vida a danzar al ritmo de golpes y tonadas hasta que se convirtió en capataz mayor de la cofradía.

Desde ese entonces han transcurrido 77 años y lo hace como respuesta a la promesa que su madre hiciera hacia el año 1930 al Santísimo Sacramento del Altar, a quien le pedía con fervor que “pudiera criar a sus hijos”.

Fue así como al lograr ese milagro de la vida llamado Casimiro, ratificó al Santísimo Sacramento, que mientras su hijo gozara de buena salud le rendiría tributo a través de la danza alegre y colorida que recrea el triunfo ancestral del bien sobre el mal. La fiesta se celebra 60 días después del Domingo de Resurrección.

Con 87 años a cuestas, “Cachimbo” disfruta de buena salud y aunque no danza con la misma destreza y frecuencia de hasta hace un par de años, no deja que esta tradición afrodescendiente decaiga y dedica gran parte de su tiempo a formar nuevas generaciones. Esto nos dijo:

-¿Cómo llegan los Diablos de Turiamo a El Recurso?

-Fue la comunidad la que recibió a gran parte de las familias que hace 60 años fuimos desterradas para darle paso a la Base Naval, por disposición del General Marcos Pérez Jiménez. Recuerdo como si fuera ayer, que para ese momento contaba con 27 años, dedicaba mis días, en mi tierra natal, a la pesca.

-¿Sueña con volver a Turiamo?

-Sí, pero realmente no creo que eso ocurra, la oportunidad de recuperar nuestro pueblo se veía más cercana cuando mandaba Chávez, ahora lo veo lejano.

-¿Sus hijos forman parte de esta tradición?

-Sí, pero no tan comprometidos como yo, porque danzar el Día de Corpus Christi es una tarea dura y cansona, hasta el momento no hemos tenido el compromiso de realizar esta promesa.

-¿Cuántos hijos tiene?

-Dos hijos y tres nietos, dos son varones y una hembra, que es la consentida.

-¿Cuándo fue la última vez que visitó Turiamo?

El 29 de marzo de este año, cuando voy recuerdo mi época de pescador.

-¿Cuál es el secreto para mantenerse en perfecto estado físico y mental a los 87 años?

-No lo he descubierto (risas), tengo una vida sana y tranquila, como buen costeño el pescado es mi favorito, y la pasta.

-¿Qué pescado recomienda Casimiro?

-Mis preferidos son el lebranche y el pargo rosado.

-¿Qué representan para usted los Diablos Danzantes?

-Una devoción muy grande que hay que respetar y cumplir como lo hago yo, que mientras respire me encargaré de dirigir a los discípulos de El Recurso y 23 de Enero.

-¿Sólo promesarios pueden formar parte de los Diablos Danzantes?

-No, cualquier persona católica, con fe, creyente de Dios y que quiera lo puede hacer, pero debe recibir el entrenamiento y tiene que haber recibido la Primera Comunión.

Comentarios