19 de December del 2018

Un dulce emprendimiento llamado Melao Tartas y Tortas

Melao Tartas y Tortas nació hace tres años

La idea de generar sus propios ingresos, cialis ser su propio jefe, troche experimentar libertad creativa y además explorar un talento que tuvo oculto mientras ejerció el periodismo durante más de 20 años, movieron a Roselys Peña a convertirse en parte de esos emprendedores que superaron el miedo y se atrevieron a sortear las dificultades, para hacer de su pasión un negocio exitoso.

A sugerencia de su hija, esta emprendedora decidió dar cabida al aprendizaje de la repostería y pese a que confesó no ser muy dulcera, le salió muy bien haber tomado en cuenta el hecho de que a la gente le atrae degustar frecuentemente un dulce, y por allí comenzó a emprender varias líneas que durante tres años ha ido perfeccionando.

Hoy las creaciones son tan diversas y asequibles a todos los gustos que, entre otras cosas, ofrece dulces criollos, como la torta de auyama, de zanahoria, quesillos y tortas desnudas, que son más económicas que las decoradas con fondant, sin dejar a un lado la calidad.

Aunque perfeccionó su talento con una serie de cursos, hoy Roselys sabe muy bien que la cocina ya no es sólo para hacer café, sino además para aprovechar esa vena hereditaria quedurante años mantuvo su mamá, quien además de profesora es repostera y antiguamente era quien hacia las tortas familiares.

“Me llama la atención de la repostería la libertad y creatividad; las bellezas que pueden salir de un arte en azúcar, además de lo feliz que puedes llegar a hacer a un cliente cuando le entregas un producto que satisface sus necesidades y los enamoras no sólo desde el punto de vista visual, sino también de la calidad y sabor”, expresó.

Paciencia y perseverancia son las claves del emprendimiento de Roselys Peña, quien dejó el periodismo a un lado para desarrollar un creativo negocio. Fotos: Alejandro Arias

Paciencia y perseverancia son las claves del emprendimiento de Roselys Peña, quien dejó el periodismo a un lado para desarrollar un creativo negocio. Foto: Alejandro Arias

La clave del asunto es la perseverancia, pero bien encausada, con estrategias y metas objetivas a corto plazo, definidas especialmente en el primer año del emprendimiento, que considera el período más duro por las reservas que tiene la gente hacia lo desconocido, que al probarlo abre la posibilidad de sepultar al emprendedor o, por el contrario, sacarlo a flote.

“En cada crisis hay una oportunidad”, manifestó esta entusiasta emprendedora que aseguró no ser una microempresaria, sino una artesana que ha logrado calar gustos progresivamente.

Las redes sociales son buenas aliadas 

Ante la imposibilidad de desarrollar una estrategia publicitaria a gran escala, Melao Tartas y Tortas nació hace tres años al calor de las redes sociales consideradas vitales por esta emprendedora, quien desde sus inicios trazó una estrategia de marketing bien dirigida y objetiva.

A su juicio el uso de Instagram tiene una especial utilidad para pequeños emprendimientos, artesanos y tiendas virtuales dedicadas a promocionar y realzar la belleza por los ojos. Para Peña, el éxito del emprendimiento está asociado a una serie de valores fundamentales como el hecho de ser positivo desde el inicio, y pensar que el sol sale para todos y que mañana es un nuevo día para emprender, para empezar pese a las adversidades.

“Si una puerta se cierra se abre una ventana; la intención es tener la creatividad, el tesón, la perseverancia, la paciencia para saber a dónde vas, qué es lo que estás haciendo y qué quieres ofrecer, además de confiar que todo saldrá bien”, finalizó.

Sus redes sociales

@melaotartasytortas en Instagram

@melaotartatorta en Twitter

img-392

Comentarios