18 de January del 2019

La hermana Dilia Esther Barrios, un baluarte que partió a la casa del Padre

Foto: Cortesía

La madrugada del miércoles 27 de diciembre, partió a la casa del Padre la hermana Dilia Esther Barrios Marcano, quien serena y confiadamente entregó su alma a los brazos del Amado Esposo para gozar de la vida bienaventurada que tanto anhelaba abrazar.

La hermana Dilia fue historiadora de la Congregación Agustinas Recoletas de Sagrado Corazón de Jesús, biógrafa de la  Madre María de San José fundadora, vice-postuladora de la Causa de beatificación y canonización, coordinadora del secretariado de espiritualidad.

Por otro lado ejerció cargos de  Vicaria general, Consejera durante mas de 30 años, formadora de todas las etapas y escritora de diversos libros de Espiritualidad, Carisma e Historia Congregacional.

El legado espiritual de la hermana Dilia, su trabajo en pro de la investigación y del estudio de la Historia y Carisma de  los fundadores de esta congregación, dejan honda huella en entre sus hermanas, por generaciones sin fin.

Dilia Esther, baluarte y pilar de la Congregacion, hoy goza de la Compañía de los fundadores contemplando ya el rostro de Dios, a quien sirvió en alegre fidelidad durante toda su vida.

Hoy embarga el dolor y a la vez un profundo agradecimiento a Dios por su vida y su servicio abnegado. Oremos por su eterno descanso y cobijemos con la oración a sus familiares, amigos y Hermanas de Congregación.

La misa de sepelio se realizó en la capilla del Instituto Corazón de Jesús, en Los Teques, estado Miranda.

Nota de prensa

Comentarios