13 de November del 2018

La sal un buen sazonador y valioso auxiliar de limpieza

Foto: Archivo

La sal nunca falta en casa ya que es uno de los ingredientes básicos a la hora de cocinar, también puedes aprovecharla al máximo de otras formas alrededor de la casa a continuación te explicamos como la puedes utilizar como auxiliar de limpieza. Solo necesitas mezclarla con algunos productos como agua, bicarbonato o maicena para emplearla lejos de la cocina.

Hace que tus cosas duren más

La sal puede hacer que el tiempo de vida de tus objetos sea mucho mayor. Por ejemplo, sumerge una escoba nueva en un balde de agua caliente y sal por 20 minutos antes del primer uso. Luego déjala secar.

Limpiar la mugre de la plancha

¿Algo pegajoso en tu plancha? Sube la temperatura al máximo y déjala calentar. Luego espolvorea sal en papel periódico y pasa la plancha caliente sobre ella durante un minuto. Quedará como nueva.

Sacar la grasa de la sartén

Sabemos que es difícil sacar la grasa o los restos de comida quemada del sartén. Para hacerlo fácilmente, coloca una buena cantidad de sal y añade agua. La mezcla ayudará a soltar todo lo que está pegado y, luego de 10 minutos, puedes enjuagar.

Destapar cañerías

Mezcla un cuarto de sal y un cuarto de bicarbonato y coloca todo dentro de la cañería. Luego añade media taza de vinagre blanco y deja reposar durante 15 minutos. Finalmente, vierte una olla de agua hirviendo y la obstrucción desaparecerá.

Parcha las paredes

Si tienes un  hueco en la pared, no te preocupes. Mezcla una cucharada de sal, una de maicena y una de agua hasta crear una pasta con la que puedes parchar esos agujeros.

Repele hormigas

Si estos insectos te vuelven loco, coloca sal en los agujeros por donde sabes que las hormigas entran a tu casa. Las mantendrá alejadas de allí.

Sacar manchas

La sal es una aliada para lavar tu ropa manchada con vino, sangre o sudor. Deja la ropa remojando en una batea de agua jabonosa con sal y luego toma una esponja para frotar suavemente la mancha.

Mantiene tus flores

Si tienes flores en tu casa, añade un poco de sal en el agua para que se mantengan frescas más tiempo. También puedes usarla para limpiar las artificiales o mantenerlas en su sitio combinando sal y agua fría. La mezcla se solidificará y no dejará que el arreglo se mueva.

Con información de EME de Mujer

Comentarios