Los jóvenes son los más expuestos a los peligros de las redes sociales

Foto: Agencias

Sin lugar a dudas, en el mundo actual las redes sociales juegan un papel importante en la sociedad, pues más allá de permitir a los ciudadanos interactuar con personas de otras latitudes, se han convertido en ventanas para estar informados del acontecer mundial, minuto a minuto, sin perder ningún detalle y en ocasiones es una herramienta fundamental de trabajo.

Entre los beneficios que traen consigo las redes sociales resalta la comunicación continua que se establece (hasta en tiempo real), mejoras en las habilidades sociales, pues a través de las pantallas personas que incluso son tímidas tienden a interactuar de manera más fluida y por supuesto la cantidad de información que se logra obtener y que en muchos casos es imposible visualizarlas a través de los medios de comunicación tradicionales (radio, prensa y televisión).

Sin embargo, como todas las cosas en el mundo, quienes hacen uso de las redes también están expuestos a una serie de riesgos, la mayoría de ellos debido a que no configura correctamente la privacidad y la falta de control de datos, lo que da pie a la exposición de la vida privada, casos de casos de suplantación de personalidad, empoderamiento por parte de terceras personas de los contenidos publicados y utilización de los mismos por criminales para delitos como acoso, abuso sexual, secuestro y tráfico de personas.

 Jóvenes en riesgo

Al ser los jóvenes uno de los sectores que más uso le dan a las diferentes plataformas digitales, y quienes han hecho de Instagram, Facebook, Twitter, Snapchat, parte casi esencial de sus vidas, lo que los hace vivir conectados permanentemente, ya sea desde una PC o desde los llamados teléfonos inteligentes, los hace también estar más expuestos a los peligros antes mencionados.

Muestra de ello es que fue a través de las redes sociales que se dieron a conocer y cobraron mayor preponderancia “juegos” como Charlie Charlie Challenge y la Ballena Azul, en el primero de ellos se invitaba a los jóvenes a exponerse al mundo sobrenatural, mientras que el segundo los insta a realizar una serie de pruebas peligrosas que finalmente los lleva al suicidio.

Ante esta circunstancia, autoridades de todo el mundo se han dado a la tarea de promover, desde distintos escenarios, el buen uso de las redes sociales, instando principalmente a los padres a estar pendientes del contenido que sus hijos observan y publican a través de estas plataformas, teniendo en consideración que además de los riesgos ya mencionados, el uso continuo de las redes sociales puede crear una fuerte dependencia hacia las mismas, por lo que muchos jóvenes desperdician gran cantidad de su tiempo en ellas en vez de utilizarlo para realizar actividades deportivas o de formación académica.

 

Comentarios