16 de November del 2018

Huellas de la mujer italiana

Fue un 2 de junio de 1945 cuando por primera vez la mujer pudo sufragar en Italia. Foto: Referencial

Desde que se comenzaron a construir las sociedades, el rol de la mujer en muchas ocasiones no era importante, sólo se reducía al hogar y la familia. Machistas de aquel entonces decían que el cerebro de las féminas era más pequeño, esto para demostrar que eran menos inteligentes y además propensas a actitudes extremistas.

Afortunadamente, desde tiempos inmemoriales ha existido la mujer, quien desde la clandestinidad o de frente luchó por todo su género, batalla que comenzó a librarse para obtener los mismos derechos que los caballeros.

Tras pasar vejaciones, maltratos y cientos de humillaciones, esas guerreras fueron consiguiendo innumerables derechos, entre ellos el voto, una victoria que se logró por primera vez en Estados Unidos y fue contagiándose por todos los países del mundo con el pasar de los años.

Laura Pausini es de las féminas más universales de Italia. Fotos: Agencias

El primer derecho al voto de la mujer de la historia (sufragio femenino) se autorizó “accidentalmente” en Nueva Jersey en 1776, pero no era una ley que permitía a las mujeres votar, sino a las “personas”, por lo que, en cuanto se dieron cuenta del “error”, abolieron dicha ley en 1807. En Estados Unidos no se permitió el sufragio femenino total hasta 1965 (aunque desde 1920 sí podían ejercer su derecho al voto únicamente las mujeres de piel blanca).

Con lo alcanzado en el país de las barras y las estrellas, muchas mujeres fueron consiguiendo sus derechos, Nueva Zelanda lo consiguió en 1893 y más tarde en 1902 la siguió Australia.

En el viejo continente el primer país en permitir el sufragio femenino fue Finlandia en 1902 y así sucesivamente en otras naciones de Europa, hasta llegarle el turno a Italia en 1946, fecha que marcó un antes y un después, tras la primera vez que las féminas asistieron a las urnas electorales.

Mónica Belucci le mostró al mundo el bello rostro de la mujer italiana

Guerreras de historia

La lucha de las mujeres italianas por el voto fue mucho antes desde esa primera vez que estuvieron al frente de las urnas electorales. La historia cuenta que un grupo de féminas en 1866 recibió al entonces Rey Vittorio Manuele II en Venecia con una manifestación exigiendo pleno derecho en aquel nuevo Estado italiano, que entonces tenía sólo 50 años.

Tras años de intensa lucha sin equidad, fue en 1945 cuando las féminas de la bota europea logran la aprobación del derecho al voto, y el 2 de junio del mismo año acuden por primera vez a las urnas para sufragar en un referéndum para elegir entre Monarquía o República para Italia.

Y desde ese 2 de junio de aquel lejano 1945 la mujer italiana siguió conquistando más espacios en su propia nación y en otras latitudes del mundo. Mujeres como Shopia Loren, a quien su radiante belleza la llevó a Hollywood, protagonizando innumerables películas; de la misma forma lo consiguió la cantante Laura Pausini, quien con una envidiable voz conquistó los corazones de Italia y los países latinoamericanos.

Shopia Loren pasó a la historia por su rostro cinematográfico

Otra de las damas italianas que dejó huella durante la eternidad fue Rita-Levi Montalcini, una científica que generó grandes aportes a la Medicina, descubriendo las herramientas que utiliza el cuerpo humano para dirigir el crecimiento celular y la construcción de las redes nerviosas.

De la misma forma, Lucrezia Marinella se erige como una de las grandes mujeres italianas que luchó por años como activista en pro de los derechos de las féminas en el país del viejo continente. La más que conocida Mónica Belluci irradió con su impactante belleza, una supermodelo que le mostró al mundo entero que muchas de las mujeres más bellas se encontraban en Italia.

Comentarios