16 de December del 2018

Mariela Petricone: Una mujer ejemplo de la diplomacia aragüeña

Desde la primera vez que la mujer en Italia pudo sufragar, el 2 de junio de 1946, las féminas del país europeo comenzaron a tener mayor protagonismo dentro de la sociedad, muchas de ellas iniciaron un camino profesional, destacando en varias ramas como la científica, médica, deportiva y política, entre otras.

Para aquel entonces, la mujer en Italia comenzó a ganar una posición, demostrando que de buena forma podían hacer labores que para la época sólo llevaban hombres, un ejemplo de ello ha sido Mariela Petricone, una mujer ítalo-venezolana que ha desempeñado una labor encomiable dentro del Viceconsulado del estado Aragua, que tiene su sede en Maracay.

Petricone, procedente de Italia, llegó a Venezuela a los dos años junto a sus padres y dos hermanos, en tiempos posteriores la tierra que vio nacer a Simón Bolívar le regaló la dicha de tener trío de hermanos más.

Su vida siempre estuvo ligada a la diplomacia, su padre fungió por muchos años como Cónsul de Italia en el estado Aragua y posteriormente recibió la batuta en abril de 1988. Petricone expresa que le han tenido paciencia, pero la realidad es que su impecable labor la ha mantenido en el cargo por casi 30 años.

Consciente de mantener vivas las raíces italianas en Venezuela y en especial en Aragua, Mariela Petricone siempre está al frente para ayudar a la comunidad ítalo-venezolana en cualquier problema y más en los tiempos actuales.

Petricone al principio sintió el miedo característico cuando se comienza una nueva senda, pero su ímpetu de mujer luchadora la hizo afrontar el reto del Viceconsulado en Aragua, hoy por hoy esta mujer ítalo-venezolana ha sabido ganarse el cariño de las autoridades en la región y el país.

Como esas mujeres italianas que guerrearon por su derecho a votar en el año 1946, Petricone ha sabido sacar el coraje necesario para cumplir dos roles importantes en la vida de una mujer: Llevar a cabalidad un hogar y crecer a la par o más de los hombres en el ámbito profesional.

“El éxito siempre ha sido la organización, cuando mis hijos eran pequeños atendía sus exigencias en la escuela y las actividades deportivas o recreativas, sin descuidar mis labores en la oficina, lo mejor es la calidad que la cantidad”, comentó Petricone.

Ella es una fiel creyente de que las cosas buenas se enseñan con ejemplos más que con palabras, así lo hizo en su hogar y en su lugar de trabajo, haciendo de ambos a la misma vez un éxito.

Para Mariela Petricone la mujer italiana y la venezolana han tenido un rol protagónico y han sabido luchar para conseguir sus logros.

Manifestó la vicecónsul que las féminas son parte importante del crecimiento de ambos países.

En la actualidad, Petricone es de las primeras en aplaudir el coraje de las mujeres que han sabido ganarse un espacio dentro de la sociedad, rompiendo paradigmas y siendo ejemplo, y con cariño, amor y gallardía las damas pueden cumplir roles destacados en cualquier ámbito.

Su mensaje fue, es y será de lucha, así como cuando una “tigra” defiende a sus cachorros, porque a juicio de Petricone es la forma como las mujeres pueden lograr sus objetivos.

“Utilicen su inteligencia, es la mejor arma que tenemos, más vale eso que la fuerza, nuestra perseverancia nos puede llevar a cosas imaginables, somos capaces de cumplir varios roles sin distinciones y la historia nos ha dado la razón”, finalizó.

Comentarios