Rosa Vecchione: Una vida ofrendada a las buenas voluntades

Rosa Vecchione ha sido siempre una mujer de buena voluntad. Foto: Freddy Pereira

Por más de 28 años, Rosa Vecchione, venezolana e hija de italianos, dedicó gran parte de su tiempo a formar a miles de alumnos que por meses compartían aulas de clases junto a ella. Esta formadora de dignos ciudadanos no se apartó de las buenas voluntades y ahora sus días los dedica al Comité de Damas de la Casa de Italia de Maracay para seguir generando humanas acciones en pro del prójimo.

Desde que Rosa se despidió de las aulas de clases comenzó un largo camino que decidió llenar de corazón y bondad.

Contó la docente que recibió sus primeras oportunidades de pertenecer al Comité de Damas de Casa de Italia de Maracay de la mano de Filippo Sindoni y su esposa, ocasión que no desaprovechó para hacer el bien en el club que la vio nacer.

Esta valiosa mujer, junto a un grupo de damas, en su mayoría esposas de directivos del club social, desarrolla una loable labor que cruza más allá de las fronteras de la Casa de Italia de Maracay.

“En diferentes ocasiones efectuamos actividades para recolectar fondos, los cuales son destinados para la ayuda de muchas personas, no sólo en la Casa de Italia, sino de otras nacionalidades y otros lugares del estado Aragua”, detalló Vecchione.

La presidenta del Comité de Damas de la Casa de Italia de Maracay manifestó que las ayudas que realizan estas invalorables féminas van desde brindarles vestimenta a los niños recién nacidos en el Hospital Central de Maracay y otros centros de salud, hasta comida para los más necesitados, entre otras actividades.

“Para mí y el grupo de mujeres que me acompaña, lo más valioso es ver la alegría de muchas personas tras nuestra ayuda, ver cómo un niño puede cumplir con sus tratamientos oncológicos nos llena de mucha satisfacción”, sentenció.

Para Vecchione tener un cargo de responsabilidad que absorbe tanto tiempo no es problema, más bien la impulsa a seguir trabajando cada día más duro.

En los tiempos difíciles que se viven hoy en día, mujeres como Rosa Vecchione cumplen un rol fundamental para lograr la senda de la paz, “siempre nos conseguimos piedritas en el camino, pero siempre las vamos a saltar para seguir aportando y sentirnos de gran utilidad para la sociedad”.

Para esta docente, quien cumple un rol relevante dentro del club social, que a su vez aporta soluciones a una sociedad, las mujeres a pesar de ser apartadas de muchas luchas por años, hoy han conseguido el lugar que siempre debieron tener.

Vecchione comentó que ver hoy en día a grandes artistas, deportistas, legisladoras, científicas y hasta presidentas, invalida la tesis de que las féminas son el sexo débil, colocándolas a la par de los hombres y de los roles que desempeñan dentro de la sociedad.

Comentarios