El Metropolitan muestra el exquisito armario de “la última reina de París”

Foto: Archivo

El museo Metropolitan de Nueva York dedica una exhibición al exquisito armario de la diseñadora y socialité gala Jacqueline de Ribes, price considerada en el sector un icono de elegancia del siglo XX y a quien la revista Vanity Fair puso el sobrenombre de “la última reina de París”.

“The Art of Style” es el título de la muestra de más de sesenta diseños de alta costura, que datan de 1962 hasta la actualidad, del armario de la condesa, hija de Bonnin de la Bonninière de Beaumon, al que tras la Segunda Guerra Mundial se le concedió el título de noble por su labor en el conflicto.

La exhibición también es un repaso por sus propias creaciones así como por su vida, ilustrada por numerosas fotografías y documentos.

Entre 1982 y 1995, la que fue musa de Oscar de la Renta y Jean-Paul Gualtier y que gracias a su altura, delgada figura y cuello de cisne representaba una maniquí perfecta para lucir las creaciones de fiesta de las primeras firmas, decidió pasarse al otro lado para crear líneas pret-à-porter, listas para la calle.

Buena conocedora de la fuerza de los medios de comunicación y el espectáculo, utilizó a mujeres elegantes y populares de la época para promocionar sus creaciones como Joan Collins, Barbara Walters, Danielle Steel u Olympia Rothschild.

Así, además de sus andanzas en el mundo de la moda y la alta sociedad del París de la segunda mitad del siglo XX, también se da cuentas de su experiencia como empresaria del mundo del espectáculo, diseñadora de interiores, así como organizadora de eventos filantrópicos.

Jacqueline de Ribes, nacida un 14 de julio de 1929, también es pionera de la conservación y la ecología gracias a un proyecto que llevó a cabo a partir de 1974 en las islas Baleares.

En 2010, el entonces presidente francés, Nicolas Sarkozy, le concedió la condecoración de Caballero de la Legión de Honor.

La exhibición podrá verse en el museo Metropolitan de Nueva York hasta el próximo 21 de febrero.

Vía: EFE

Comentarios
El Aragüeño