En los museos de Canadá se habla castellano

Fotos: Betty Poluk

Debemos informar una vez más a manera de preámbulo que nos encontramos en la provincia de Ontario, al sur de Canadá por y para la organización de la exposición titulada “Fotógrafos Venezolanos” donde tomarán parte 25 artistas visuales residenciados a todo lo ancho y largo de nuestro país.

Mientras llega la ansiada fecha de apertura, nos hemos dedicado a visitar museos, galerías y talleres de artistas visuales que tiene por sede esta región de Norteamérica.

Entrando en materia, visitamos el museo de la ciudad de Kitchener. En esta institución de carácter multidisciplinario, observamos en sus tres espacios expositivos una gran gama de lenguajes de comunicación. En la primera exposición, la temática general  gira en torno a la historia del circo en la teoría y la práctica en Canadá desde 1894 a nuestros días.

En otra sala vimos la exposición de pintores y dibujantes refugiados que cumpliendo con los estatutos de la ONU del año 2001, muestran el fruto de su faena, donde los artistas como tal  brillaron por su ausencia… tan sólo se exponen pinturas y dibujos de mal acabado y falto de técnica.

En la tercera sala disfrutamos los objetos exhibidos del museo, donde las instalaciones para chicos y grandes nos brindaron la oportunidad de ser chico, mediano o grande. La libertad fue la voz de comunicación.

A manera de epílogo, debemos informar que fuimos atendidos por los funcionarios Megan Pople y Erika Bester a ellas nuestro agradecimiento eterno. A la directiva del museo, le sugerimos que tengan a la mano la información general sobre la historia y funcionamiento del museo a modo de vocablo para estudiantes, investigadores y visitantes.

En la calle Caroline de la ciudad de Waterloo visitamos la “Canadian Clay & Glass Gallery”. Este espacio abrió sus puertas al público en el año 1993. Está dedicada al lenguaje de las artes visuales y  a las del fuego respectivamente.

Exposiciones, lecturas, charlas y los talleres denominados “workshops” que son jornadas de trabajo permanentes y completas de varias horas diarias, donde la participación en carácter de alumno o docente, está conformada por diseñadores, arquitectos, artistas visuales y comunicadores en general. En el momento de nuestra visita observamos una muestra colectiva de obras enmarcadas dentro del mundo de las artes del fuego y la de la escultora “muy decorativa” Mary Philpott.

Estas dos exhibiciones que se nos muestran a la izquierda y a la derecha de la galería son de carácter eminentemente comercial. En el interior de la Clay & Glass Gallery, vimos la exposición colectiva que muestra la obra de 12 artistas canadienses,  bajo el título de “Topografías Culturales: Complejidades de la Historia y la Identidad en Canadá”.

En la galería recordamos la obra de Tim Whiten, el objeto “tipo plato gigante” de Ann Beam, las fotos de Chris Curreri de regular factura y de reserva en la temática y completando nuestro análisis con la instalación de David Harper.

En fin, lo exhibido en su totalidad, deja mucho que desear. A modo de epílogo, agradecemos a los funcionarios de la Clay & Glass Gallery  Andrew Bucsis y William Hlotzkiwa por sus atenciones hacia nosotros. También se hace necesario pedir a la directiva de esta interesante institución, el material impreso sobre la vida y obra de esta casa de arte para los visitantes. De nuestra parte está el “amanecerá y veremos” lo que nos reparan los ontarianos en el mundo del arte y gracias a nuestra fotógrafo por ayudarnos en lo del idioma.

Aquiles Ortiz Bravo

Comentarios