20 de September del 2018

Niños y jóvenes de nuestras orquestas brillaron en la CIM

Fotos: José Mora

En el Salón Cristoforo Colombo de la Casa de Italia de Maracay, medical se llevó a efecto a casa llena, site el concierto de fin de año del Ensamble Regional Alma Llanera y las Orquestas Infantil y Juvenil de Aragua, viagra order que se hicieron acompañar con las agrupaciones vocales: Coral Sinfónica de Aragua, Coral Sinfónica Juvenil de Aragua y los coros juveniles de Maracay, La Victoria, Turmero y Cagua.

El evento se inició con la participación del Ensamble Regional que interpretó las piezas: Venezuela, La vaca mariposa, Seis por izquierdo y Ansiedad del maestro Chelique Sarabia. Destacamos que en esta oportunidad nuestros instrumentos populares fueron dirigidos de manera magistral por Carlos Laguna.

De inmediato entró en escena, llevada de la mano por el Maestro Freddy Pérez y como concertino Cristian Arciniega, la orquesta infantil que nos interpretó en primer lugar la overtura Gypsi de Jule Slyne considerada el mejor musical de USA y estrenada en Broadway hace 57 años. Luego se puso en escena la Marcha Radetzky de Johann Stauss (padre) estrenada en 1848 en honor al mariscal Joseph Ewnzel, hoy por hoy el himno no oficial de Austria y el de los encuentros  de la selección de fútbol de su país.

El maestro Freddy Pérez, al igual que los directores universales Karajan, Mehta y Barenboim, coordinó los aplausos del público de la CIM. Freddy Pérez sin pausa, dio seguimiento a Toreadores, una parte de la última ópera de George Bizet Carmen, estrenada en 1875.

casa italia de maracay

El ciclo infantil cerró con la Danza Húngara Número 5 en sol menor para orquesta de las 21 que compuso Johannes Brahms.; con pausa y sin prisa, Freddy Pérez con la Juvenil y su concertino Luis Cascurian, nos dejó para el disfrute inicial de esta agrupación, la última ópera compuesta del alemán Beethoven su Leonore que se estrenó con el título de Fidelio en el año 1805.

Como si no fuera bastante, el salón de Casa Italia sirvió de escenario para la Sinfonía Número 9 de Beethoven en re menor conocida como “coral”, la última compuesta por el alemán con un final que es ante todo un símbolo de libertad que hoy es herencia espiritual de la humanidad estrenada en el año 1824. Esta obra dio paso a la participación de 180 voces integrantes de los coros de Maracay, La Victoria, Turmero, Cagua, la Coral Sinfónica de Aragua y la Coral Sinfónica Juvenil de Aragua.

Nuestro Freddy Pérez, no despreciando el momento, puso con su juvenil orquesta, como laurel final, el poema sinfónico “Aleluya” de Friedrich Händel estrenado hace 274 años, el mismo que en su movimiento dos nos trae la pasión, resurrección y la ascensión protagonistas que permiten anunciar con trompetas, timbales y coros que sea reconocido el Señor Dios como el omnipotente que reina. De nuestra parte está el “amanecerá y veremos” a los chicos de la infantil y juvenil engrosar las filas de nuestra OSA.

Aquiles Ortiz Bravo

Comentarios