16 de November del 2018

10 retos para las mujeres emprendedoras

En pleno siglo XXI las mujeres emprendedoras aún se enfrentan a barreras invisibles o un “techo de cristal” por temor al riesgo, hospital perfeccionismo, falta de alianzas y confianza en sí mismas que les impide impulsar a sus empresas, aseguran especialistas.

“Para que una mujer se empodere y crezca como emprendedora primero debe dejar de victimizarse, porque hacerlo la pone en un lugar de desventaja”, dijo Tanya Moss diseñadora de joyería, dueña de 14 boutiques, actualmente casada y madre dos hijos adolescentes.

En México, el 51% de la población está compuesto por mujeres, pero solo 34% es parte de la Población Económicamente Activa y en el sector emprendedor solo participan 19% de mujeres, según cifras de la aceleradora de negocios femeninos Victoria147.

“Hoy ellas quieren ser más independientes y tienen diversas aspiraciones”, comentó la directora de la aceleradora, Ana Victoria García.

Si bien la sociedad está cambiando, los hombres participan más en tareas del hogar y las mujeres están más insertas en el mundo laboral, aún hay obstáculos que las hacen decidir entre ser madres o empezar un negocio.

1. Encontrar un apoyo

El apoyo familiar es importante porque es el primer círculo que rodea a las mujeres. En él podrán encontrar consejos, ánimo y hasta financiamiento. Tanya Moss aseguró que fue su mamá quien la impulsó a los 21 años para encontrar a joyeros del centro de la ciudad de México con los que comenzara a trabajar sus diseños.

2. Barrera mental

Cuando una compañía promueve a un hombre para un puesto superior, él asume la responsabilidad y el riesgo teniendo el 68% de las capacidades y conocimientos. Una mujer lo hace cuando se siente 95% preparada, dijo Ana García. “Al prepararse más, las mujeres dejan pasar la oportunidad. Deben arriesgarse más”.

3. Escoger a la pareja correcta

Por miedo a quedarse solas, las mujeres eligen a parejas equivocadas, personas que no les permiten crecer, desarrollarse y que retrasan su proyecto de vida. “Por eso hay que estar con la persona a la que haces brillar y que te haga brillar, alguien que no te robe tu energía”, recomendó Tanya Moss.

4. Perfección y control

Las mujeres cuidan mucho los detalles por el miedo a quedar mal o que las cosas se les puedan salir de control, lo que las hace limitar sus acciones y metas. “Es necesario que las emprendedoras se armen de un equipo capaz para poder delegar y no querer ser mujeres orquesta”, dijo García.

5. Miedo al fracaso

Claudia de Heredia, cofundadora de Kichink, una plataforma que facilita el comercio en línea, cobro y logística de otras empresas, confiesa que el principal reto que enfrentó para iniciar su empresa fue el miedo al fracaso, pero enfrentarlo y fallar en proyectos ha sido la solución para hacer crecer la empresa.

6. Formación y capacitación

El Gobierno, cámaras empresariales y asociaciones civiles ofrecen programas y apoyos para los emprendedores; sin embargo, es necesario que tengan mayor difusión. “Con información, las emprendedoras tendrán la oportunidad de escoger qué es lo que quieren hacer, tomar decisiones y asumir responsabilidades”, dijo Moss.

7. Conocer más historias de éxito

Cuando las mujeres se dan cuenta de que hay más historias como las de ellas y que sin importar las dificultades esas mujeres cumplieron sus metas y sueños, ellas también se inspiran, coinciden las expertas.

8. Infraestructura adecuada

Para que las mujeres puedan dedicarle suficiente atención a sus proyectos es necesario que las escuelas amplíen sus horarios y haya más guarderías cerca de las oficinas, dijo García, quien constantemente escucha esta demanda por parte de algunas empresarias que atiende su aceleradora.

9. Sin pena a deber

La banca comercial, las microfinancieras y el Gobierno han diseñado productos específicos para los emprendedores; sin embargo, las mujeres se sienten incómodas al deber dinero. Si la mujer sabe cuánto dinero necesita, cuáles son sus capacidades de pago no hay ningún problema en solicitar créditos, dijo Ana García.

10. Compartir responsabilidades

Es necesario tener un sistema en donde papás y mamás puedan cuidar a los hijos y exista mayor flexibilidad en los trabajos para que las mujeres no tengan que decidir entre ser madres y ser profesionistas, dijo Claudia de Heredia, quien también está casada y es madre.

Vía: Agencias

Comentarios