14 de November del 2018

Aprende a ponerle corazón a las cosas que emprendes

El talento siempre ha necesitado de energía, cialis y no existe mejor energético que la pasión. Para afrontar las dificultades, para seguir los objetivos con tenacidad, para sostener la fuerza creadora. La pasión exagera porque esa es su naturaleza, explica Jorge Valdano, autor del libro Los 11 poderes del líder, Editorial Conecta.

En todo medio competitivo es imprescindible desafiar día a día los límites, y ese camino sólo lo recorre un hombre que le pone el alma a las cosas que emprende”, agrega el experto.

En el quehacer diario

Sin importar el campo del ejercicio profesional que se tenga, a quien lo vive con compromiso, encuentra en la propia búsqueda de la realización y excelencia, la mejor recompensa.

Jorge Valdano afirma que imprimir emoción a las cosas que se hacen, es ponerle vida y hacerlas de mejor forma, ya que el entusiasmo a largo plazo, siempre resulta eficaz.

Además, revela que tanto para un equipo de trabajo como para una empresa, un modo de sacudir la indolencia hacia las tareas que se desempeñan es generar posibilidades de progreso, generar orgullo de pertenencia y asegurar unas relaciones personales francas y respetuosas entre los integrantes.

Hay tres elementos críticos que te pueden permitir transformar el simple gusto por el trabajo en compromiso y son:

1. Encontrar el amor a la tarea diaria.
2. Buscar la identificación con los valores de la empresa o institución.
3. Generar conexión emocional con el entorno o con la naturaleza de la misma.

¡Todo es posible!

El autor subraya que cuando se ha transformado el gusto por lo que hacemos en algo más profundo y entrañable, no sólo se puede encontrar la realización personal, también es posible detectar oportunidades con mucha más facilidad, debido a que los ‘sensores’ profesionales están activados y finalmente, el modo en el que se afrontará la adversidad, los contratiempos y la problemática más crítica, será con la entereza y la convicción que brinda amar lo que se hace:

“Claro que el apasionado puede perder, pero lo que nunca hará es rendirse porque la perseverancia es una característica de estos hombres indómitos que tienen la virtud de revelarse ante la derrota”, finaliza.

Vía: Agencias

Comentarios