22 de September del 2018

Aceite de coco, el mejor aliado para la belleza

Foto: archivo

El aceite de coco está entrando cada vez con más fuerza en los hogares españoles. Tiene un gran potencial como producto de belleza, pero también como un sustituto puntual de los espléndidos aceites de oliva que distribuyen empresas como Maeva. Aunque no se debe abusar de su uso en alimentación, sus beneficios en belleza son enormes. Y con unos sencillos pasos puedes hacerlo tú mismo de manera casera.

Si quieres conseguir un aceite de coco casero que puedes usar puntualmente para sustituir al aceite de oliva o para reducir las estrías lo que tienes que hacer es seguir estos sencillos pasos:

1. Conseguir leche de coco. Puedes comprarla en el supermercado, o si lo prefieres hacer aún más casero, puedes comprar un coco y sacarle la leche haciéndole tres orificios. Una vez sacado el líquido hay que abrirlo por la mitad para sacarle la pulpa y rallarla. Para conseguir sacar toda la leche posible se aconseja poner la rayadura dentro de una tele fina de algodón y entonces exprimirla.

2. Calentar la leche a fuego lento. Hay que ir removiéndola continuamente hasta que el agua se evapora y la leche se espesa. Cuando esto ocurra la leche comenzará a granularse y a separarse del aceite.

3. Separar la leche con un colador. Filtra el resultado que obtienes tras calentar y así separas las proteínas de la leche del aceite.

4. Solidificarlo. Ya has obtenido el aceite, pero si te interesa puedes solidificarlo tan solo con meterlo en el frigorífico unas 3-4 horas.

Con información de EM

Comentarios