19 de September del 2018

Dile adiós a las estrías con estos remedios naturales

Foto: Agencias

Las estrías son unas antiestéticas marcas que aparecen frecuentemente en algunas zonas del cuerpo, como las piernas, los glúteos y los pechos. Estas marcas pueden ser el resultado de los cambios bruscos y repentinos de peso, ya sea de pérdida o de aumento, también se pueden presentar  por el embarazo, ya que la piel se estira y se agrieta.

Afortunadamente, existen algunos tratamientos caseros muy efectivos para reducir las estrías o para desaparecerlas por completo.

Rosa mosqueta y aceite de almendras

La rosa mosqueta y el aceite de almendras humectan, por lo cual son especiales para ayudar a regenerar la piel dañada por las estrías. Se debe realizar (de cada producto) una aplicación diariamente después de haberse duchado.

Cola de caballo

El silicio es un regenerador natural que se encuentra entre los componentes de la cola de caballo, una planta medicinal que tiene una gran cantidad de beneficios para la salud. En el caso de las estrías resulta muy eficaz .

Para hacer este remedio casero, durante un mes tienes que dejar macerar cien gramos de cola de caballo en un litro de alcohol de 40º. Después agregas de ocho a diez gotas de jugo de limón. Al pasar este tiempo se debe diluir con medio litro de agua.

Con esta preparación se debe masajear la zona afectada, siempre de manera circular y dos veces al día.

Pasta de zanahoria

Lo primero que debes hacer es poner una zanahoria al vapor hasta que esté suave. Después de esto se hace un puré y se coloca en las zonas afectadas, dejando actuar durante media hora. Se enjuaga con agua fría, ya que el agua caliente puede provocar más daños en la piel con estrías.

Crema de aloe vera y aguacate

El aloe vera y el aguacate combinados tienen un gran poder para regenerar los tejidos y, por consiguiente, acabar con las estrías. Para esta preparación se necesita:

Medio aguacate
Una hoja de sábila o aloe vera
Una cucharadita de aceite de oliva.
Solo hay que licuar los ingredientes hasta formar una pasta muy suave, con la que haremos masajes circulares en las zonas afectadas. Se deja actuar durante veinte minutos y luego se retira con agua fría.

Crema con aguacate, avena y aceite de almendras

Esta se prepara igual que la crema anterior, cambiando el aloe vera por dos cucharadas de avena y dos de aceite de almendras. Se puede batir a mano y la aplicación se hace de la misma manera, pero se debe enjuagar con agua tibia.

Crema de aguacate, miel y limón

Al igual que las cremas anteriores se mezclan todos los ingredientes, licuados o a mano, lo importante es que quede una mezcla muy suave. Se aplica en las zonas afectadas y se deja actuar diez o veinte minutos, al cabo de los cuales se retira con abundante agua tibia.

Comentarios