13 de November del 2018

Los calcetines afuera vuelven a estar de moda

Foto: Agencias

El calcetín es el gran olvidado de la vestimenta. Una prenda a la que prestamos escasa atención y de la que solo esperamos que abrigue nuestros pies y se mantenga en pareja por mucho tiempo. Sin embargo, los diseñadores llevan infinitas temporadas intentando que se luzcan y se conviertan en una parte importante de cualquier estilismo.

Por lo arriesgado de la propuesta, que para algunos es hortera, para otros feísta y para un tercer grupo directamente imposible, la idea de mostrarlos con toda clase de zapatos (las sandalias de tacón o los mocasines eran, hasta ahora, los reyes) no ha terminado de traspasar los editoriales de moda, los desfiles o los front row ni ha llegado a asentarse en las calles.

Una temporada más, distintas firmas lo vuelven a intentar en sus colecciones de cara a la inminente temporada invernal. Dolce & Gabbana, Tory Burch, Jeremy Scott, Emilia Wickstead, Temperley London, Meadham Kirchhoff, o Roksanda Ilincic (entre otras) los han subido a la pasarela siguiendo los pasos de lo que ya hicieron Chanel o Prada en sus propuestas primavera-verano de este año. Mulberry y Red Valentino también han apostado por el exhibicionismo del calcetín colocándolos en los pies de Cara Delevingne y Lottie Moss (la hermana de Kate) en sus respectivas recién estrenadas campañas.

En un momento en el que la comodidad marca la pauta en el mundo de la moda, la estética effortless (fingir que vestimos sin esfuerzo) es la tendencia estrella y cualquier prenda deportiva traspasa los muros del gym para formar parte del armario diario; el calzado y lo que le rodea también apuesta por el confort de aires feístas.

Las zapatillas con calcetines deportivos llegan para relevar a la mezcla de calcetín y chancla que se ha visto durante todo el verano. Editoras como Veronika Heilbrunner, Camille Charrière o Rita Zubatova ya los han paseado en diferentes semanas de la moda y las campañas de las firmas y editoriales las incluyen como un imprescindible. Pero, ¿trascenderá los límites del mundo de la moda para llegar a la calle?

Firmas high street como Stradivarius, Asos o Pull and Bear vienen dispuestas a intentarlo y han decidido calzar a las modelos de sus lookbooks con esta combinación. Las dos últimas apuestan por seguir la estela sporty mezclando calcetines blancos con rayas, números o cualquier referencia deportiva con dos de los éxitos de la temporada: zapatillas blancas y simples y zapatos con ‘track sole’ (una suela con relieve similar a la que llevan las botas de montaña).

Aunque tanto las altas esferas de la moda como las marcas más asequibles lo pretendan, lo más probable es que no veamos una plaga masiva de calcetines blancos inundando las calles de nuestra geografía. Por eso siempre quedará la tímida forma de mostrar calcetín: dejar que se intuya sobresaliendo por encima de botas y botines. Así lo proponen Topshop Unique, Tommy Hilfiger o Hunter.

Cara Delevingne, Leighton Meester, Taylor Swift, Rihanna, Alexa Chung son algunas de las ‘celebs’ que pueden servir de inspiración para lucir la tendencia. Muchas incluso se han atrevido a enseñarlos en estilismos de noche, otra de las propuestas que también se ha visto en la pasarela. Combinados con stilettos, faldas lápiz o vestidos lady, firmas como Emilia Wickstead o Temperley London apuestan por esta mezcla de opuestos.

 

Vía: Agencias

Comentarios