24 de September del 2018

Los siete mandamientos para evitar que te salgan granos

Foto: Agencias

Cuando hablamos de acné, puede que pienses de inmediato adolescencia, pero si no identificamos las causas, existe la posibilidad de que el problema crezca por muchos años más. Las imperfecciones se deben a diferentes factores biológicos como alteraciones hormonales o hereditarias, donde lo más conveniente es acudir con un especialista para tratarlo. Pero existe el acné relacionado con nuestros hábitos que podemos cambiar para disminuir y prevenir la aparición de brotes sin generar mayores complicaciones en la piel. ¿Lista para combatirlos? Te revelaremos las mejores maneras en las que podrás despedirte (por un buen rato) de esos molestos granos.

Limpieza profunda

Aunque lavar el rostro por la mañana y en la noche pareciera suficiente, no lo es. Los granos son provocados por la obstrucción de poros, así que para limpiarlos por completo, es súper importante que laves tu cara después de cualquier actividad física y evites estar tocándola para que no se contamine más. Además de tu rutina diaria, el uso de un exfoliante una vez a la semana, retirará por completo las impurezas para que tu piel respire mejor y se mantenga suave.

Productos adecuados para tu tipo de piel

Antes de invertir en algún tratamiento para el acné, identifica tu tipo de piel. Esto es indispensable para controlar la aparición de más brotes. Si sufres de resequedad, aplicar un producto humectante será un esencial en tu rutina, porque cuando la piel se seca en extremo, obliga al rostro a producir más grasa, provocando la formación de granitos. Por el contrario, tu problema es el exceso de grasa, incorpora en tus cuidados algún producto dermolimpiador de origen natural.

Alimentación saludable

¿Sabías que los vegetales verdes encabezan la lista de alimentos anti acné? Inclúyelos en tu dieta además de poderosos antioxidantes presentes en guayabas, zanahorias y tomates. No olvides mantenerte hidratada tomando al menos dos litros de agua al día.

Bye bye estrés

Es importante que organices tus tiempos para que duermas al menos 8 horas al día y destines un espacio para practicar yoga o algún hobbie que ayude a relajarte. El estrés y la falta de descanso están directamente relacionados con la aparición de acné.

Hogar impecable

La suciedad acumulada en espacios que frecuentas ya sea tu cuarto, el lugar donde te maquillas o el baño, puede ser la culpable de tus brotes. Procura asear frecuentemente lo que tiene contacto directo con la piel, como cambiar las fundas de tus almohadas cada semana; mantener limpias las toallas y un espacio de maquillaje impecable, desde las brochas con las que te maquillas, hasta desinfectar los envases de los productos que usas.

¡No los revientes!

Por más que quieras, evítalo. Exprimir una imperfección empujará las células infectadas hacia capas más profundas de la piel, dando lugar a inflamación, enrojecimiento, heridas y cicatrices.

Sé constante

La regla más importante para eliminar la aparición de granos, es ser perseverante y prestar a tu rostro los cuidados y atenciones que se merecen. Si tienes oportunidad, consiéntete con un peeling facial cada tres meses, tu piel respirará como nunca.

Vía: Glamour.mx

Comentarios