Remedios caseros para fortalecer las uñas

Foto: Archivo

Al igual que las manos, las uñas sufren de las agresiones externas. Se rompen, se abren, y pueden incluso volverse tan frágiles que es imposible mantenerlas largas. Si tienes este problema no dudes en probar alguno de estos remedios naturales para lucir unas uñas perfectas, son fáciles, rápidos y baratos.

¿Por qué se rompen?

Las uñas frágiles o quebradizas a menudo son el resultado normal del envejecimiento, pero también pueden deberse a ciertas enfermedades y afecciones como la anemia, hongos en las uñas, eczema, hipotiroidismo, deficiencia de hierro, psoriasis y tuberculosis. También pueden ser indicativo de una deficiencia nutricional.

Una buena alimentación

Las uñas están formadas principalmente por queratina, una proteína que necesita para su correcta formación y desarrollo una buena cantidad de vitaminas, principalmente A, B, y C, minerales como el zinc, el hierro, el yodo o el calcio y aminoácidos azufrados presentes en las proteínas de origen vegetal y animal.

  1. El poderoso ajo

Pese a no tener un aroma agradable, agregar al esmalte de uñas trocitos de ajo picado o frotarlo directamente sobre las uñas, es de los remedios caseros más populares para fortalecer la uñas y ayudarlas a crecer. El ajo produce una sustancia química llamada alicina, que le aporta la mayoría de sus propiedades y efectos medicinales.

2. Cebolla milagrosa

Si bien es cierto que el aroma que desprende la cebolla no es para nada agradable y que puede hacerte llorar, es un maravilloso remedio para tener unas uñas más fuertes. La cebolla es rica en zinc, un mineral que ayuda a fortalecerlas y evita la aparición de manchas, mientras que el azufre que contiene ayuda a estimular la producción de queratina, una proteína fundamental para las uñas.

3. Jugo de limón

Además de sus mil y un usos en el área culinaria, el limón puede ser uno de tus mejores aliados de belleza. Los removedores de esmalte de uñas a menudo resecan las uñas y matan su brillo natural, la solución, jugo de limón. Incluirlo en la rutina del cuidado de las uñas, contribuye a fortalecerlas y reforzarlas, solo tienes que exprimir un limón, mojar un algodón en el jugo y aplicar sobre cada uña. Deja secar y luego enjuaga con agua tibia.

4. Sábila prodigiosa

El aloe vera o sábila, como se le conoce en algunos países de habla hispana, es parte indispensable del botiquín de remedios caseros y tiene una larga tradición medicinal. El gel que se obtiene de esta planta contiene varios principios activos que ayudan a la regeneración y fortalecimiento de las uñas. Puedes aplicar directamente el gel de aloe sobre las uñas. Déjalo actuar por 15 minutos y luego lava con agua fresca.

5. Zumo de pepino

Su uso más popular es como ingrediente de las ensaladas, aunque también es muy utilizado en el mundo de la cosmética para hidratar y restaurar la luminosidad de la piel. Para preparar este remedio necesitas un pepino entero sin pelar ni quitarle las semillas, licúa hasta triturarlo perfectamente. Coloca el puré de pepino en un recipiente e introduce tus dedos al menos por unos 10 minutos, dejando que actúe.

No te muerdas las uñas

Una cosa es que te muerdas las uñas en medio de una película de suspenso y otra es que esto se convierta en un hábito regular que pueda dañar tanto las uñas como la piel que se encuentra alrededor de ellas, así lo considera el Dr. Michael Shapiro, un dermatólogo de Nueva York.

Vía: Agencias

Comentarios