Te presentamos 5 remedios caseros para tratar las manchas de la piel

Las manchas en la piel tienen varias causas, y es que pueden ser consecuencia directa de una excesiva exposición solar, del proceso de envejecimiento, de determinadas afecciones cutáneas, del embarazo, de la toma de algunos medicamentos, entre otras razones. Pero, sea cual sea su origen, lo cierto es que afectan negativamente a la apariencia de la piel, provocando que no luzca equilibrada ni con un tono atractivo.

Para tratarlas es fundamental cuidar la alimentación, evitar malos hábitos de vida y brindarle a la piel todas las atenciones que necesita diariamente, pero además también es posible usar algunos productos naturales que conseguirán reducirlas y hacerlas menos visibles.

A continuación te contamos cómo tratar las manchas de la piel con remedios caseros.

El limón

Es muy conocido el uso del limón como blanqueador natural de la dermis, y por ello se perfila como un buen remedio casero para tratar las manchas de la piel. Esto es gracias a que es rico en vitamina C, un nutriente muy bueno para regular la producción de melanina que es esa sustancia que le confiere el color a la piel. Además, el ácido cítrico del limón es excelente para la renovación celular, por lo que el resultado será una piel más uniforme, equilibrada y bonita.

En este caso, puedes combinar el limón con la avena para aprovechar, también, sus propiedades exfoliantes. En un recipiente, mezcla una cucharada pequeña de copos de avena molidos, dos cucharadas pequeñas de zumo de limón natural y medio vaso de agua. Aplica la loción sobre la mancha a tratar y deja reposar durante unos 15 minutos. Luego, finaliza aclarando con agua tibia o fría. Es importante que durante el tratamiento no expongas la piel de la zona al sol, así evitarás que puedan aparecer nuevas manchas.

Leche y miel

Preparar una crema casera de leche y miel es una excelente alternativa para recuperar el tono original de la piel manchada de forma natural. La leche es un ingrediente que, al contener ácido láctico, limpia, desinfecta y favorece la regeneración de los tejidos. Por su parte, la miel es muy hidratante y favorece la eliminación de impurezas.

Elabora esta crema mezclando 1/4 de vaso de leche con dos cucharadas de miel, remueve hasta obtener una pasta consistente y aplícala sobre la zona con manchas dejando que actúe durante 15 o 20 minutos. Pasado ese tiempo, retira con abundante agua; repite el tratamiento periódicamente para poder notar los resultados.

Yogurt

De la misma forma que la leche, el yogur también cuenta con increíbles propiedades blanqueadoras. Y no solo esto, es un alimento ideal para la piel porque suaviza los poros, protege su humedad y, en definitiva, le da un mejor aspecto que puede apreciarse a simple vista tras su aplicación.

Para potenciar los efectos del yogur contra las manchas, te aconsejamos que lo mezcles con zanahoria, una hortaliza astringente que es muy eficaz contra manchas y marcas de acné. Es por ello que este remedio es increíble para usarlo en el rostro o aquellas partes afectadas por la aparición de impurezas o granitos. Tan solo tienes que procesar o triturar una zanahoria rallada y medio yogur natural y aplicar la pasta resultante sobre la piel. Espera 20 minutos a que penetre bien y finaliza retirando con agua tibia.

Aloe vera

Y cuando se trata de regenerar la piel y proporcionarle una mejor apariencia de forma instantánea, nada mejor que recurrir al aloe vera. Esta planta cuenta con propiedades excelentes que permiten renovar la piel por completo desde sus capas más internas y, sobre todo, es un gran remedio para minimizar aquellas manchas producidas por la exposición solar y las cicatrices propias del acné.

Para usarlo, tienes varias opciones: puedes aplicar la pulpa de una hoja de sábila directamente sobre la piel o comprar un gel de aloe vera que sea puro y extenderlo sobre la mancha.

Agua de rosas

Si lo que más te preocupan son esas pequeñas manchas oscuras del rostro que aparecen fruto del envejecimiento, el siguiente remedio casero puede servirte de ayuda. Te animamos a que pruebes los efectos del agua de rosas en la piel, el cual es un producto revolucionario que permite acabar con la opacidad del cutis, haciendo que luzca mucho más vital y rejuvenecido.

La mejor fórmula para tratar las manchas faciales es la siguiente preparación: mezcla medio pepino pelado, el líquido de una hoja de aloe vera, el zumo de medio limón y dos cucharadas de agua de rosas. Aplica esta mascarilla sobre el rostro bien limpio y deja que este la absorba durante 20 minutos.

Toma en cuenta que estos remedios caseros no son tratamientos milagrosos que te ayudarán a acabar con las manchas de la piel por completo, pero sí que son buena opciones para atenuarlas y reducirlas. No olvides la importancia de mantener bien hidratada la piel diariamente y, especialmente, protegerla frente a los rayos solares, pues estos son los principales responsables de la aparición de esas antiestéticas marcas en la piel.

Así mismo, una buena rutina de limpieza, una exfoliación semanal y seguir una dieta equilibrada y rica en vitaminas son claves para prevenir la aparición de manchas en la piel. Si a pesar de todo ello, te encuentras frente a una o unas manchas que querrías eliminar definitivamente, puedes valorar la opción de recurrir a algunos tratamientos estéticos profesionales como el láser, el peeling o la microdermabrasión.

Comentarios