¿Cuánta información puede almacenar tu cerebro?

Foto: Agencias

El almacenamiento se refiere a la información retenida en el cerebro, en alguna de las tres memorias posibles: memoria sensorial, memoria a corto plazo y memoria a largo plazo. De esta manera el cerebro maneja la información que recibimos, sin que nos sintamos demasiado sobrecargados de ella. Si algo lo vemos repetido varias veces, por mucho tiempo, es posible que quede en nuestra memoria a largo plazo, mientras otras cosas simplemente están de paso en nuestro cerebro.

La memoria a largo plazo no se encuentra en una zona determinada del cerebro, sino distribuida en la corteza cerebral. Luego de consolidarse, se almacena como grupo de neuronas en la misma zona del cerebro que la generó. Por ejemplo, estará en la corteza visual si es una memoria relacionada con la vista.

De esta manera las memorias se van reconstruyendo y tomando nuevos elementos de las diferentes partes del cerebro, y no se mantienen estáticas. Aunque por momento no recordemos algunos datos, la información sigue allí. Además, no es posible borrar información a voluntad, algo que sería útil si sufrieramos algún evento traumático.

El cerebro humano tiene un billón de neuronas, y cada una forma mil conexiones con otras, de manera que pueden trabajar en varias memorias al mismo tiempo. Si midiéramos la capacidad de nuestro cerebro, podríamos decir que se acerca a 2,5 petabytes (un millón de gigabytes). Si lo comparamos, podríamos decir que equivale a 300 años en programas de televisión.

No es probable que alguien use toda la capacidad de su cerebro, porque mientras unas memorias ocupan poco espacio, otras ocupan más. Aunque almacenemos alguna información, otra se borra inevitablemente dejando espacio a nuevos recuerdos.

No podemos borrar información a voluntad, porque es algo que nuestro cerebro realiza sin que nosotros lo estemos analizando constantemente. Los recuerdos emocionales son más probables de quedar grabados, mientras que se nos dificulta recordar detalles poco personales. En todo caso, no es posible que nuestro cerebro se llene completamente de información, porque no existe una personas que pueda vivir tantas cosas, o retener todos los datos por demasiado tiempo.

Vía: Culturizando.com

Comentarios