13 de November del 2018

Impresionantes, difíciles y extraños los nuevos récords Guinness

Foto: Agencias

Guinness World Records celebra el jueves sus récords anuales, reconociendo a una lista de personas que han hecho cosas altamente improbables mejor que nadie más.

El Día Mundial de los Récord Guinness suele incluir a alguien que resuelve un cubo Rubik en circunstancias inusuales y contra el tiempo. Este año no fue la excepción y Que Jianyu de China registró el tiempo más rápido para solucionar el tiempo cabeza abajo: 15,84 segundos.

El equipo acrobático estadounidense de baloncesto The Harlem Globetrotters generalmente alinea a varios jugadores que fijan récords, o al menos lo intentan.

Torch George fue una de ellos este año, al realizar 32 veces en un minuto una maniobra que consiste en dar giros horizontales apoyada en una mano mientras daba botes a un balón de baloncesto entre sus piernas con la otra.

George también podría marcar un récord como la Globetrotter más baja, con 1,60 metros.

Otro Globetrotter, Bull Bullard, consiguió anotar el tiro de baloncesto desde mayor distancia durante un salto mortal hacia atrás, desde unos 17,71 metros. La cancha de baloncesto mide 28 metros de largo.

En una categoría propia, Aaron Fotheringham de Estados Unidos estableció tres récords, ninguno sencillo.

Ellos fueron: El salto desde mayor altura en un cuarto de tubería mientras permanecía sentado en una silla de ruedas con 8,4 metros; la mayor altura para tocar el borde de un cuarto de tubería con la mano en una silla de ruedas, también con 8,4 metros; y el salto más largo sobre una rampa en silla de ruedas con 21,35 metros.

Y sí, eso significa que se lanzó sobre una rampa y voló más de 21 metros en una silla de ruedas. No intenten eso en ninguna parte.

Vía: Agencias

Comentarios