19 de April del 2019

Un “Papa Francisco” de chocolate

Foto: Agencias

Una estatua de unos 350 kilogramos de chocolate blanco del Papa Francisco está expuesta en la localidad de Rute, order en la provincia de Córdoba, see al sur de España, donde acapara la atención de quienes visitan la tradicional réplica de un nacimiento también hecha a base del delicioso producto.

“Francisco es un Papa muy querido”, subrayó el maestro chocolatero Jorge Garrido, quien no solo comparte nombre con el pontífice, sino también la ilusión que genera entre los visitantes de esta exposición de chocolate de Galleros Artesanos.

“Es una estatua que ilusiona”, añadió Garrido, quien trabaja en una empresa con cerca de un siglo de instalada en el municipio de Rute y que cada año dedica entre cuatro o cinco meses a elaborar un nacimiento distinto de chocolate. Este año la inspiración nació de lugares emblemáticos de la región de Andalucía.

EFE

Según Garrido, “la perfección que tiene el rostro y la mirada” convierte la estatua del papa Francisco en una de las mejores esculturas de la empresa, y también en una de las más reconocidas de su curioso “Salón de Personalidades”, que también incluye a la familia real española.

No obstante, ninguna hace sombra a Jorge Bergoglio, según destacó Garrido, quien dice ver “caras de satisfacción” entre las personas que se pasan a ver la escultura del Papa.

Entre los visitantes figura el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, quien viajó a Roma hace poco y le habló al Papa sobre la estatua más dulce en esta localidad andaluza.

Porque si algo tiene Francisco es que no deja mensaje sin contestar, y en el caso de la invitación que recibió de Artesanos Galleros, tampoco.

El Papa “ha contestado agradeciendo que nos acordemos de él, y diciendo que le parecía una idea fantástica”, explicó con orgullo Garrido.

EL NACIMIENTO MÁS DULCE
En el nacimiento de este año se han empleado 1.450 kilos de chocolate negro y blanco en los más de 50 metros cuadrados que ocupa y en los que se recrean diferentes rincones de las provincias andaluzas.

Con un 80% de chocolate blanco y un 20% de negro, la obra cuenta con unas 250 figuras, 70 más que el año pasado. Entre ellas se encuentran pastores, mercaderes o lavanderas, además de los Reyes Magos y el tradicional misterio.

Cinco maestros chocolateros invirtieron cuatro meses para elaborarlo, montando de forma totalmente manual monumentos y lugares emblemáticos de Andalucía, en un proceso en el que la temperatura nunca puede exceder los 23° C, puesto que entonces el chocolate se derretiría.

Y a los visitantes que ansían darle un bocadito, se les advierte que no es aconsejable.

“No se podría comer, pero sí que se funde y se hace una gran chocolatada para los niños de los colegios de la comarca”, especifica Garrido.

EFE

Vía: Agencias
Comentarios