El cáncer bucal puede prevenirse

La salud bucodental, sickness necesaria para gozar de una buena calidad de vida, viagra se puede definir como la ausencia de dolor orofacial, cáncer de boca o de garganta, infecciones y úlceras bucales, enfermedades periodontales (de las encías), caries, pérdida de dientes y otras patologías que limitan en la persona afectada la capacidad de morder, masticar, sonreír y hablar, al tiempo que repercuten en su bienestar psicosocial.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que la incidencia del cáncer de boca oscila en la mayoría de los países entre 1 y 10 casos por cada 100 000 habitantes; su prevalencia es relativamente mayor en los hombres, las personas mayores y la población de bajo nivel educativo y escasos ingresos.

De acuerdo con el doctor Héctor Sánchez, odontólogo, especialista en ortodoncia, no es posible prevenir todos los casos de cáncer de cavidad oral y de orofaringe, pero el riesgo se puede reducir significativamente al evitar ciertos factores, como el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas.

“Las personas que dejan de consumir tabaco, aún después de muchos años de uso, reducen significativamente la posibilidad de contraer cáncer bucal y otras afecciones”, agregó.

No obstante, la Sociedad Americana de Cáncer afirma que para algunos cánceres de cavidad oral u orofaríngeos, no hay una causa clara, debido a que algunos de estos pueden estar asociados con otros factores de riesgo que aún son desconocidos.

Prevención y recomendaciones

La buena salud bucodental repercute no sólo en el aspecto estético, también en el bienestar en general de la persona, debido a que facilita una mejor masticación de los alimentos y por lo tanto, un eficaz aprovechamiento de los nutrientes por el organismo, entre otras funciones importantes.

Asimismo, Sánchez señaló que la prevención primaria consiste en eliminar factores de riesgo que pueden producir la enfermedad y establecer hábitos saludables, tales como:

-Evitar el consumo de tabaco y bebidas alcohólicas.

-Limitar la exposición a la luz ultravioleta (UV).

-Evitar las fuentes de irritación bucal (tal como dentaduras postizas que no estén debidamente adaptadas).

-Mantener alimentación equilibrada, procurando alta ingesta de frutas, legumbres y verduras.

-Practicar una buena higiene bucal.

-Visitar el odontólogo con regularidad.

Vía: Nota de prensa

Comentarios