El cáncer de cuello uterino es el segundo más agresivo

Estefanía Del Carmelo, ginecoobstetra. || Foto: Carlos Becerra

El cáncer de cuello uterino (CCU) es una enfermedad altamente peligrosa en la que células malignas se desarrollan en los tejidos. Su alto riesgo se debe a que es de las más silenciosas y si bien algunos síntomas como el sangrado intermenstrual y, después del acto sexual, menstruaciones abundantes, prolongadas y dolor pélvico, pueden alertar a las personas afectadas, estos también son comunes en otras enfermedades o infecciones, por lo cual tienden a confundir a las pacientes.

En el año 2012, según la OMS, aproximadamente 270.000 mujeres murieron de CCU, más del 85% de esas muertes se produjeron en países de ingresos bajos y medianos. Es el caso de Venezuela, donde este tipo de cáncer ocupa el segundo lugar como el más desarrollado en la población venezolana, sólo detrás del cáncer de mama.

En entrevista con este diario, la médico ginecoobstetra Estefanía Del Carmelo aseguró que “del 98% de las personas que desarrollan cáncer de cuello uterino, tuvieron previamente el virus del papiloma humano”, por esa razón resaltó la importancia de realizar los controles anuales de la citología, colposcopia y Papanicoláu para descartar el VPH. Asimismo, la doctora declaró que las personas más propensas a desarrollar el CCU son las mujeres con múltiples embarazos, las mujeres que iniciaron su vida sexual a temprana edad, fumadoras, las infectadas por VPH y las mayores de 30 años.

Pero destaca que a pesar que las mujeres en su adultez son más propensas a desarrollar este cáncer, las jóvenes deben realizarse el chequeo tras iniciar las relaciones sexuales.

Especialistas certifican que el desarrollo del CCU para llegar a una etapa crítica puede tardar hasta 10 años, razón por la cual el diagnóstico a tiempo puede revertir por completo la enfermedad.

Finalmente, el llamado es a la población venezolana e instituciones para crear conciencia y llamados de atención en torno a esta enfermedad que ha alcanzado cifras alarmantes en el país.

Daniela Moreno

Comentarios