20 de September del 2018

Especie de marsupiales adictos al sexo en peligro de extinción

El reino animal no se escapa de la acción en pareja. // Foto: Archivo

Un grupo de científicos de Australia descubrieron una especie animal conocida por tener tanto sexo, story que incluso llegan a morir a causa de ello. Sin embargo, estas lujuriosas criaturas no están en peligro por culpa de sus candentes hábitos.

El antechinus es un pequeño marsupial, muy parecido a un ratón, nativo de Australia y Nueva Guinea.

Recientemente la Universidad de Tecnología de Queensland anunció que una nueva especia de esta diminuta criatura había sido descubierta, el Dusky Antechinus de la Península de Tasmania. Y además anunciaron que todos estos animalitos están amenazados debido al cambio climático y a la pérdida de sus hábitats. De acuerdo con el Hufftington Post, estos científicos estarían trabajando para lograr la inclusión de estos marsupiales dentro de la lista federal de especies amenazadas.

Los antechinus son famosos por el enorme frenesí sexual que caracteriza a los machos de su especia. Quienes durante un período de dos a tres semanas, son capaces de vincularse con tantas hembras como les sea posible. Incluso señalan que son capaces de tener sexo durante catorce horas consecutivas.

“Ellos sangran internamente, tienen úlceras, su pelaje cae a pedazos, algunas veces ellos se tambalean ciegos y aún intentan aparearse”, dijo el Dr. Andrew Baker a la Australian Broadcasting Company. “Al final, la testosterona ocasiona una mal funcionamiento en el interruptor de apagado de la hormona del estrés; el resultado ocasiona un incremento en las hormonas del estrés causando que el sistema inmune del macho colapse y así caiga muerto”.

“La mayoría de su limitada hábitat recae dentro del bosque estatal”, dijo Baker. “Estas especies ahora viven aparentemente en un pequeño fragmento intacto que pertenece al bosque que está bajo amenaza”.

Esperamos que logren proteger a estos particulares animalitos, que recuperen su hábitat y bueno, si van a morir, que lo hagan de un enorme placer durante su alocada época de apareamiento.

Vía: Agencias

Comentarios