Más de 200 cadáveres están sirviendo de guía en el Everest

Foto: Agencias

Era el año 1996 cuando el escalador indio Tsewang Paljor perdió la vida en el Everest en una conocida tormenta. Durante casi 20 años, el cuerpo de Paljor, conocido popularmente como Green Boots, ha descansado cerca de la cumbre del lado norte de la mítica montaña. Junto a él hay más de 200 cuerpos.

Durante el tiempo que su cadáver yacía sobre las heladas piedras del área donde falleció, aquella figura congelada se convirtió en mítica. Green Boots, llamado así por el calzado de neón que llevaba cuando murió, aparecía y desaparecía dependiendo del tiempo. Cuando la cubierta de nieve era ligera, los escaladores tenían que pasar por las piernas extendidas de Paljor en su camino hacia la cumbre. Paljor, como tantos otros, servía como punto de referencia para los aventureros.

Lo cierto es que nadie sabe con exactitud cuántos cuerpos permanecen en el Monte Everest actualmente, probablemente más de 200, según el número de desapariciones oficiales. Siendo así, cualquiera se puede imaginar la cantidad de escaladores y sherpas que se encuentran escondidos en las grietas, enterrados bajo la avalancha de nieve y expuestos en las rocas de la cuenca hidrográfica. La mayoría están ocultos a la vista, pero algunos, demasiados, son marcas del peligro que acecha o señales de la ruta que les llevará a la ansiada cumbre del Everest.

Lapatilla.com

Comentarios