16 de February del 2019

Policías utilizan serpiente para obtener una confesión

Foto: Archivo

Funcionarios policiales de Indonesia utilizaron un método muy poco ortodoxo para obtener una confesión, el impacto fue tan grave que luego tuvieron que disculparse.  y es que los uniformados emplearon una serpiente para amenazar a un presunto ladrón y lograr que confesará.

Un video de los policías hostigando al posible delincuente con una serpiente empezó a circular en internet y las autoridades policiales  enfrentaron serios problemas con sus superiores.

Un minuto y medio dura el video, donde se aprecia una serpiente de color marrón oscuro de dos metros de largo enroscada en el cuello de un hombre esposado.

En la transmisión se ve como el hombre grita aterrorizado mientras los oficiales le preguntan “¿cuántas veces has robado teléfonos móviles?”, el sospechoso solo responde “dos veces”.

Los policías admitieron que fue una conducta poco profesional y tuvieron que disculparse por utilizar al reptil para atemorizar al hombre. Además se defendieron diciendo que la serpiente no era venenosa.

A través de un comunicado Tonny Ananda Swadaya, jefe de la estación policial, afirmó que tomaron “medidas severas contra el personal”, y aseguró que los oficiales no golpearon al sospechoso.

Swadaya defendió a sus subordinados manifestando que el hombre nunca estuvo en peligro, pues el animal esta domesticado y no es venenoso. No mencionó que especie de serpiente era.

Añadió que ellos solo intentaban obtener una confesión “lo más pronto posible”.

No es la primera vez que se sabe de un caso de represión e intimidación con animales por parte de la policía de Indonesia.

Veronica Koman, abogada y especialista en derechos humanos, al ver el video denunció que la policía de Indonesia encerró en una celda con una serpiente a otro activista en favor de la independencia de Papúa.

La abogada compartió un video de este suceso a través de su Twitter y en la grabación se puede escuchar la voz que amenaza al sospechoso con poner a la víbora en su boca o dentro de sus pantalones.

Con información de LaVerdad.com

Comentarios