Por qué un emprendedor debe formarse en Gerencia

2-(2)

Si observamos el perfil formativo de las personas emprendedoras en fase inicial, medical observamos que, aunque muchas de ellas disponen de estudios superiores, la mayoría tienen escasa formación en creación y gestión de empresas. Básicamente, porque todavía existe la creencia de que hay negocios para los que no es necesaria este tipo de formación, sino que lo importante es tener conocimientos técnicos en el sector específico.

Por otra parte, cuando sí hacen algún tipo de formación, emprendedores y empresarios suelen centrarse en temas concretos y prácticos como búsqueda de financiación, conocimientos TIC, marketing… Si bien esta formación es útil, es deseable profundizar también en formación estratégica, habilidades directivas, gestión, innovación … aspectos que ayudan a garantizar la competitividad y la innovación del negocio.

Este tipo de formación es muy importante para incorporar en las empresas modelos competitivos basados en la flexibilidad y la diferenciación de producto o servicios. Con la formación adecuada podemos conseguir:

  • Fortalecer el capital humano con formación, incentivos, por una implicación proactiva orientada al rendimiento
  • Impulsar la innovación
  • Mejorar la capacidad de gestión, liderazgo, herramientas de management
  • Mayor presencia en sectores estratégicos y en la economía del conocimiento
  • Facilitar a financiación para inversiones
  • Promover la internacionalización 
  • Fomentar la cooperación empresarial, desarrollo de redes y alianzas estratégicas …

¿Hay una relación directa entre la formación  y la innovación y la competitividad en la nueva economía?

Sí, la formación tiene un papel fundamental en este sentido. La mejora de la productividad depende de una serie de factores internos y externos a las organizaciones que, junto con un entorno cambiante y de globalización, hacen que los sistemas de producción tengan que estar orientados al cliente, ser flexibles y estar enfocados a una reducción de los costes de operación.

Así pues, hablar de producir mejor no implica necesariamente producir más, sino hacer los trabajos que hay que hacer, maximizando los resultados con el menor coste posible, en el menor tiempo posible, con la calidad deseada y con el máximo de satisfacción de clientes y empleados.

Vía: Agencias
Comentarios
El Aragüeño
string(4) "some" string(3) "yes" bool(false) bool(false)