23 de September del 2018

Presión social y festejos influyen en el consumo de alcohol

La recta final del año está llena de celebraciones con el alcohol como protagonista con lo que se elevan los riesgos de sufrir intoxicaciones alcohólicas que pueden tener graves repercusiones de salud.

“La intoxicación por el consumo agudo de alcohol puede tener graves efectos a futuro o en algunos casos de forma inmediata, si se cae en coma”, advirtió a Efe el doctor Jorge Velázquez Rabiela.

El especialista señala que no es grave consumir una o dos copas de alcohol, sin embargo, reconoce que durante las fiestas decembrinas, la presión social y los festejos provocan que el consumo sea mayor y, de no saber controlarlo, se corre el riesgo de sufrir una intoxicación.

“Al haber mayor cantidad de celebraciones, el aumento es proporcional a las mismas. En diciembre especialmente el consumo de alcohol aumenta de manera importante. Tiene mucho que ver con la época festiva”, indicó el médico adscrito al servicio de emergencias de adultos del Hospital Juárez de México.

Según el reporte Retail Facts de la empresa Nielsen México, los mexicanos consumen un 25 % más de alcohol en diciembre respecto a otros meses del año.

Los primeros efectos del consumo del alcohol comienzan a sentirse pasada media hora de la ingesta.

Al principio, puede haber alegría y euforia, pero si se sigue bebiendo durante un tiempo prolongado, que en algunas ocasiones pueden ser días, las sensaciones agradables se transforman en visión borrosa, problemas de coordinación, dificultad al hablar y disminuye su capacidad de reaccionar.

“Cuando una persona abusa en el consumo puede intoxicarse. Empieza con alteraciones en el estado de conciencia, somnolencia, puede caer en coma, se inhiben sus reflejos, tiene incapacidad para coordinar movimientos normales y habla de forma incoherente”, detalló Velázquez Rabiela.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que cada año mueren en el mundo 3,3 millones de personas a consecuencia del consumo nocivo de alcohol, lo que representa un 5,9 % de todas las defunciones.

El especialista pidió tener moderación a la hora de beber, pues de hacerlo en un periodo de tiempo muy prolongado, el consumo de alcohol puede derivar en enfermedades como la cirrosis hepática.

Vía: EFE

Comentarios