12 de December del 2018

Investigador venezolano alcanzó importantes premios de academias de ciencias

Foto: Agencias

.La American Heart Association y la American Autoimmune Related Disease Association galardonaron en un lapso de seis meses al médico venezolano William Bracamonte por sus importantes descubrimientos sobre células linfoides innatas, lo que lo convierte en la única persona en obtener ambos reconocimientos.

Bracamonte trabaja en la Johns Hopkins University, donde hizo una investigación acerca de un glóbulo blanco poco estudiado, llamado células linfoides innatas (ILC por sus siglas en inglés), descubriendo por primera vez que estas células también se encuentran en el corazón, además de tejidos pulmonares, piel e intestinos.

Según el investigador, la pequeña población de estas células en el corazón tendría un rol importante en enfermedades como miocarditis, pericarditis o la inflamación posterior a un infarto, pues en los corazones sanos los ILC son inmaduros e indiferenciados, a diferencia de los demás órganos.

“Una rama del proyecto es estudiar el rol de los ILC y la interleucina 33 en los derrames pericárdicos y las pericarditis crónicas. Eso pudiera llevar a la creación de un medicamento que bloquee ciertas moléculas y así romper el círculo vicioso entre las ILC y la interleucina 33 que genera la pericarditis”, explica Bracamonte.

Bracamonte es el único médico que ha ganado ambos galardones, con apenas 35 años de edad. “Me siento tan atribulado como orgulloso. Me hubiera gustado descubrir algo más modesto pero que aportara directamente al país, sin separarme de mi familia. Mi PhD fue costeado enteramente con mi sueldo-beca como asistente de investigación, no recibí ayuda oficial pues dijeron que ‘la inmunología no es un área prioritaria para el desarrollo de la nación”.

Aporte a la ciencia. Los galardones entregados a Bracamonte-Baran además son “Young Investigator Award” (Premio al Investigador Joven, tanto de AHA como de AARDA), por lo que el galeno se compromete a generar suficiente data para publicar en revistas de alto impacto. También la institución recibe una cantidad en metálico para gastos de la investigación.

Este prodigio venezolano trabajó en el área de inmunología de trasplante investigando la posibilidad de que los pacientes acepten un órgano con menos requerimientos de fármacos. “Las células del órgano trasplantado liberan vesículas microscópicas con información molecular, que pueden reprogramar a los glóbulos blancos del receptor, lo que minimiza el rechazo. Descubrimos algo llamado célula dendrítica de doble cara, y por ello fui premiado en el World Transplant Congress en 2014″, manifestó.

Con esto se lograría que los trasplantados no tomen inmunosupresores de por vida, y los resultados de la investigación serán publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Agencias

Comentarios