14 de November del 2018

Krome Photos aplicación que engaña a los seguidores de Instagram

Foto: archivo

Hubo un tiempo cuando el destino del viaje determinaba las fotos. Ahora, dicen los expertos, las fotos son las que determinan, cada vez más, el destino del viaje.

Esto se debe a que Instagram ha impulsado el “alarde de los viajes” con la publicación de atractivas imágenes de lugares exóticos, algo así como una forma de arte.

Ahora, también las compañías están empezando a capitalizar la presión para publicar fotos asombrosas en las redes sociales. Entre las más exitosas se encuentra Krome Photos, un sitio web de edición de fotografías que usa Inteligencia Artificial transformar las imágenes para que parezcan que los sujetos están en cualquier parte del mundo. El costo de las ediciones oscilan entre  3 y 12 dólares y la mayoría de las veces toman entre 12 o 24 horas.

“En los viejos tiempos, nuestro auto o nuestra casa representaban quiénes éramos”, subrayó Eduardo Llach, director ejecutivo y fundador de la compañía, que comparó su modelo de empleo con el de Uber. “Ahora, quién eres en línea es todo y la gente se está dando cuenta de que las fotos dan la capacidad de crear lo que quieras ser”.

Para algunas personas, aboga Llach, eso significa crear imágenes detalladas donde los seguidores pueden ubicar a la persona en cuestión en lugares emblemáticos de todo el mundo, imágenes en las que se perfecciona la iluminación, los dientes se blanquean y la piel se broncea.

Para otros, el servicio es una oportunidad para crear escenas imaginativas que requerirían la experiencia de Photoshop y una importante inversión de tiempo para hacerlo por tu cuenta. Los editores también pueden eliminar un objeto de una imagen, cambiar una cabeza por otra, corregir el color, alterar el fondo, agregar personas o fusionar varias imágenes.

A medida que las personas se vuelven más conscientes de la transcendencia de las imágenes online, Instagram y Facebook son las principales fuerzas que impulsan a hacer eso.

Con información de Globovisión

Comentarios