19 de April del 2019

Mastercard quiere hacer de América Latina un modelo en comercio electrónico

Foto: Archivo

Mastercard anunció un plan basado en las lecciones aprendidas en otras regiones del mundo y en herramientas tecnológicas de punta con el fin de hacer que América Latina y el Caribe sean “el modelo a seguir” en el comercio electrónico.

La Guía de Seguridad Digital para América Latina y el Caribe apunta a elevar el nivel de certeza en la aprobación de los pagos y a reducir el nivel de fraude en las transacciones, dos características del “modelo perfecto” del comercio electrónico.

El panameño Jorge Arbesú, vicepresidente de Desarrollo de Producto de Mastercard para la región, señala a Efe que el comercio electrónico en los países latinoamericanos y caribeños, aunque pasa todavía por una etapa “adolescente”, está en pleno auge.

De los 126 millones de personas que compraban en línea en América Latina y el Caribe en 2016 se pasará a 156 millones en 2019, y lo mismo sucederá con las ventas del comercio electrónico, que treparán de 40.000 millones a 80.000 millones de dólares, según datos de la compañía tecnológica del sector del pagos globales.

Este salto lleva ineludiblemente a que el consumidor exija experiencias de pago en línea impecables desde el punto de vista de la seguridad y la comodidad, señala Mastercard en un comunicado.

Arbesú precisa que la generación de los “millennials”, nativos digitales cuyos miembros más jóvenes cumplieron 18 años al finalizar 2018, están cambiando los patrones de consumo en la región al primar las transacciones en línea sobre las físicas.

Lo interesante es que a diferencia de lo ocurrido en Europa Occidental o Estados Unidos, donde el comercio electrónico surgió cuando estuvieron disponibles una infraestructura y una logística, en América Latina y el Caribe son los consumidores los que han empujado para que comprar en línea sea posible, dice Arbesú.

Otra característica es que los latinoamericanos han empezado a comprar en línea con la irrupción de los teléfonos inteligentes en el mercado, sin una fase previa de computadoras.

Vía: EFE

Comentarios