26 de September del 2018

¿Tu emprendimiento necesita una oficina?

Inicia tu propio negocio, no esperes más. Decídete!

Ya tienes tu emprendimiento decidido. Tienes tu plan de negocios, rx el financiamiento necesario y el equipo para que todo vaya viento en popa… pero, ¿y la base de operaciones?

Llega el momento en el cual el equipo no se puede reunir por Skype, porque son muchos, con muchas ideas y están triunfando, lo suficiente para necesitar un espacio propio en el cual atender a sus clientes, proveedores e inversionistas. ¿El quid del asunto? Digamos que adquirir una oficina para tu emprendimiento es como una boda: debes estar seguro de quererla, necesitarla y poder costear sus gastos.

Necesitas cuestionarte estos planteamientos:

  1. ¿Tengo el presupuesto suficiente para hacer esta inversión?: Papel y lápiz y a sacar cuentas. Siempre hay opciones más accesibles que otras, como aprovechar una habitación de tu propiedad o de un familiar o pedir un préstamo para remodelar una oficina vieja de tus padres. Los pies en la tierra, si estás comenzando, no te podrás permitir un espacio de 900 metros cuadrados en la zona más chic de la ciudad. Aunque todos deseemos oficinas como las de Google, en verdad no todos tenemos el presupuesto para hacerlas una realidad.
  2. ¿Es en verdad necesaria la oficina para mi empresa?: Si tu empresa es de tipo punto com, tal vez no la necesites tanto como un emprendimiento que se dedique a manufacturar productos o vender comida. Si ya el teletrabajo por Skype o correo no funciona como antes, sopesa tus posibilidades minuciosamente.

 

  1. ¿Oficina en solitario o con más empresarios?: Hay modalidades no sólo a través de cubículos  sino también en donde varios emprendedores,  compartir un mismo espacio de trabajo, donde el emprendimiento de diversos profesionales, pueden desarrollarse y nutrirse de otras experiencias. Además  reducirá de forma considerable el precio.

Te recomendamos ampliamente escribir todas tus opciones y cómo proyectas que sea, así apelar a tu plan de negocios, dentro del cual siempre debes contemplar posibles espacios. Sólo así sabrás escoger lo que mejor te convenga.

El coworking permite compartir oficina y equipamientos,  es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes, emprendedores  compartir un mismo espacio de trabajo.

El coworking permite compartir oficina y equipamientos, es una forma de trabajo que permite a profesionales independientes y emprendedores compartir un mismo espacio de trabajo y al mismo tiempo, reducir costos.

Vía: Agencias

Comentarios