18 de April del 2019

Brasileños están por la búsqueda del candidato para la vicepresidencia

Foto: archivo

A apenas dos meses de las elecciones presidenciales de Brasil, los principales candidatos, tienen problemas para encontrar a alguien dispuesto a ser su compañero como vicepresidente en la boleta.

Entre los grandes nombres han rechazado ofertas para el cargo de vicepresidente hay generales, empresarios, un astronauta, un actor famoso e incluso un descendiente de la familia real brasileña.

Pese a que tres de los cinco últimos líderes brasileños llegaron al poder a trasvés de la vicepresidencia, los potenciales candidatos de este año alegaron desde motivos familiares a la oposición de sus partidos para decir “Gracias, pero no”.

El aparente desinterés en asociar la reputación propia a la de otro candidato llega en un momento en el que la clase política de la mayor nación de Latinoamérica es profundamente impopular luego de años de escándalos de corrupción.

La carrera electoral también está en el aire ya que el expresidente Luz Inácio Lula da Silva, el favorito en las encuestas, está preso y podría no ser autorizado para postularse al cargo.

El candidato que parece tener más problemas a la hora de encontrar un compañero viable es el congresista Jair Bolsonaro, un excapitán del ejército que se presenta como ajeno a la política aunque ocupa un escaño en el Congreso desde 1991.

Su promesa de acabar con la corrupción y el crimen le reportó un gran número de seguidores y sería el segundo más votado según las encuestas, pero ha recibido también fuertes críticas por sus comentarios racistas, sexistas y homófonos.

En 2014, Bolsonaro fue multado por decirle a una legisladora que era tan fea que “no merece ser violada”. El pasado abril, la fiscalía lo acusó de racismo y discriminación por comentarios sobre los negros, indígenas, refugiados, mujeres y homosexuales. Bolsonaro suele defenderse argumentando que la prensa saca sus declaraciones de contexto.

Con información de Panorama

Comentarios