20 de November del 2018

Entra en vigor nueva Ley de Migracion en Brasil

La nueva Ley de Migración entró hoy en vigor en Brasil con el objetivo de igualar los derechos y deberes de los extranjeros a los de los brasileños y facilitar su llegada al país como mano de obra.

La legislación, sancionada en mayo pasado por el presidente Michel Temer, sustituirá al Estatuto del Extranjero, que data de la dictadura militar (1964-1985) y veía al inmigrante como “una amenaza a la seguridad nacional”, explica a Efe Diana Quintas, abogada en Brasil de la firma Fragomen.

“Es una reforma total de la migración. Teníamos una ley que era muy proteccionista, muy cerrada, muy restrictiva (…) La nueva es totalmente abierta, da derechos, garantías y expresamente prohíbe la xenofobia” y el racismo, afirma la letrada.

Por otro lado, establece el visado de visitas, que englobará al de turismo y negocios para  permitir a los extranjeros con curso superior o equivalente trabajar en Brasil sin la necesidad de tener que llegar con una propuesta formal de empleo de una compañía afincada en el país. Algunos puntos requieren acciones conjuntas de los Ministerios de Trabajo, Justicia y Relaciones Exteriores.

Para poder venir a buscar empleo sin una oferta formal de trabajo, será necesario tener el título de un curso superior o equivalente en “profesiones estratégicas para Brasil”, pero no se dan “detalles” de cuáles son esas actividades, subraya la abogada.

La ley también precisa definir un sistema de control, como el que ya funciona en países avanzados en recibir inmigrantes, como Canadá y Australia; y aclarar el papel del Estado en la garantía de los derechos y deberes, entre otros temas.

“Es un tema complejo y sumamente delicado y polémico”, puntualiza Kasznar.

Para Quintas, la ley “también es polémica en un momento con tanto desempleo” y en medio de los efectos aún latentes de la crisis económica.

De hecho, la nueva ley entra en vigor con una veintena de vetos de Temer que respondieron en cierta forma a las presiones de grupos de derecha al considerar que abría las puertas del país indiscriminadamente a los extranjeros.

Ante estos cambios de calado, los organismos competentes tienen hasta un año para unificar los sistemas informáticos en base a la nueva ley, pero todavía no han empezado, asegura Quintas.

“De nada sirve tener una ley linda, abierta, pionera, vanguardista y equilibrada, si no se consigue colocar en práctica”, completa. EFE

VIA: EFE

Comentarios