21 de September del 2018

Tifón Nock-Ten deja en Filipinas 7 muertos, 8 desaparecidos y más de 541.000 afectados

Foto: Archivo

El tifón Nock-Ten se aleja de Filipinas tras dejar en el archipiélago al menos siete muertos, diagnosis ocho desaparecidos y más de 541.000 afectados, cialis además de millones de dólares en pérdidas en agricultura e infraestructuras.

El tifón que los filipinos han llamado Nina se adentra por el mar de China Meridional reducido a tormenta tropical con vientos sostenidos de 105 kilómetros por hora, doctor lejos de los 185 kilómetros por hora con los que se presentó en ese país el día de Navidad.

Las víctimas mortales son un matrimonio que se ahogó y una mujer que murió al derrumbarse su casa en la provincia de Albay; dos hombres que fallecieron golpeados por objetos arrastrados por el viento, otro que se electrocutó en Quezon, y uno más que perdió la vida en Batangas en el hundimiento de un barco.

Los ocho desaparecidos son del hundimiento de un carguero en aguas de Batangas, en el suroeste de la isla de Luzón.

Las autoridades de Albay, Catanduanes y Camarines del Sur, en el este de Filipinas, han declarado el estado de emergencia, medida que permite el acceso inmediato a fondos de emergencia.

El gobernador de Catanduanes, Joseph Cua, dijo que Nock-Ten ha destruido la industria principal de la isla provincia, los cocoteros, y añadió que necesitarán entre cinco y diez años para recuperarse del golpe.

Un total de 541.119 personas se han visto afectadas por las copiosas lluvias y los vientos huracanados que acompañaron a Nock-Ten durante su paso por el archipiélago, según los datos del citado Consejo Nacional.

El Departamento de Bienestar Social ha distribuido asistencia humanitaria por valor de 206 millones de pesos (4,1 millones de dólares) a 27 centros que atienden a unos 87.000 evacuados.

“Estamos aquí para ayudar, para nada más”, indicó el Presidente de Filipinas, Rodrigo Dutertemientras, mientras participaba en la entrega de auxilio en los centros de evacuados habilitados en Pili, la capital de Camarines del Sur.

Además de la atención a los desplazados, las autoridades trabajan en operaciones de limpieza y rehabilitación, en reabrir carreteras y en restablecer servicios básicos como el suministro de agua y luz.

El Departamento de Agricultura presentó un informe preliminar con la destrucción de 317.956 hectáreas de cultivos y calculó el daño en 386,5 millones de pesos (7,8 millones de dólares).

Con información de Noticias24

Comentarios