25 de March del 2019

Cápsulas de crecimiento: Quiebre emocional

Foto: Archivo

Todos estamos expuestos a situaciones que nos enfrentan a romper la rutina de nuestra vida. Vamos en una constante, patient día tras día. Estamos envueltos en entornos afectivos y entornos laborales, que asumimos como algo seguro. En cualquier momento esa constante se puede interrumpir y las emociones se afectan, provocando un quiebre emocional.

El quiebre emocional es la interrupción de la transparencia de la vida, surge por una ruptura amorosa, una separación, una pérdida entre otras situaciones que pueden significar el detonante del quiebre emocional. Somos seres sensitivos y nuestras emociones dirigen nuestra conducta, que pueden en cualquier momento afectarse por la ruptura con nuestra secuencia de vida.

Este quiebre es un proceso donde hay un detonante que es el evento que trae consigo reacciones como desesperación y ansiedad.

Luego viene la interpretación que cada persona da a la situación, la que dependerá de la posición y sensibilidad expuestas allí. Algunos quiebres pueden ser voluntarios y se dan cuando la persona decide hacer un cambio en su vida, si esta en una situación de insatisfacción.

Para alcanzar la emoción máxima en la vida debemos estar dispuestos a dar lo mejor de si y hacer lo que jamás hicimos. Para salir de un quiebre emocional en primer lugar debemos lograr la reconexión con nuestro yo interno, con esa sensación que te permite reflexionar en lo favorable y lo desfavorable de la situación. Meditar nos permite calmar nuestras emociones y equilibrar nuestra mente.

Afirma: Vivo en la totalidad de las posibilidades, siempre hay otro camino. Estoy a Salvo. Conéctate al optimismo y date el permiso de hacer cambios, de dar pasos hacia nuevos espacios.

MSc. Neidy Ávila

@neidyavila

Comentarios