Un destello en el marjal: Dogma: ¿verdades o utopía?

Foto: Archivo Foto: Archivo

La palabra dogma siempre me ha parecido, una expresión cuyo significado es inexpugnable estrategia, a la que se concurre con demasías, en ciertas y bien precisadas doctrinas de fe. Juzgo recomendable consultar con dos muy buenos y callados amigos; El diccionario enciclopédico El Pequeño Larousse Ilustrado 2006, y el Larousse Sinónimos y Antónimos.

El primero, define dogma como punto fundamental de doctrina, en religión o en filosofía, que no se puede poner en duda pero también señala que es un cuerpo de creencias u opiniones; principios. El segundo me recuerda que también se le nombra, doctrina, verdad, credo, misterio, base fundamento. Delimitados estos márgenes, entremos en materia pero bajo la óptica de la doctrina espirita, especie de crisol, según este servidor, indudablemente necesario para dispensar, a cada idea u concepto, la simpatía y subordinación que vuestras íntimas convicciones reclaman.

Cuando nos referimos a dogma, que es un término griego, es vocablo que existe en el sentido típicamente filosófico y en el sentido teológico. Cuando pensamos en dogma filosófico, significa: principios o fundamentos de cualquier filosofía, ciencia o religión. Dogmas son los fundamentos en los cuales se apoyan cualquiera de las ciencias, significa puntos básicos.

¿Qué es lo que distingue a los dogmas filosóficos de los teológicos? El hecho de que los dogmas filosóficos pueden ser cuestionados, debatidos, y una ciencia, solo es considerada verdaderamente como ciencia, cuando sus puntos pueden ser contradichos; es por esta razón que la ciencia crece, porque viene uno que dice una cosa, luego llega otro que dice una cosa más, o una cosa diferente y así la ciencia se va desarrollando.

¿Por qué las religiones no se desarrollan? Por causa de sus dogmas que son intocables. ¿Cuál es el católico que cuestiono algún día la Santísima Trinidad en la ostia – el cuerpo de Dios en la ostia – o de la virginidad de María? No se puede tocar esto. No se puede tocar porque no tiene fundamento. Es un punto de creencia; no se cuestiona, porque la argumentación no se sostiene.

Por otro lado, se puede cuestionar la reencarnación todo el tiempo que se quiera; se examina por el sí, por el no, que existe o que no existe, que se acepte o no se acepta, sin que por ello nadie vaya al infierno. El dogma teológico tiene como castigo el infierno; cuestionar el dogma religioso es convertirse en un reo posible del infierno. Allí el pueblo tiene un miedo terrible del infierno y no cuestiona, pero no obstante, le exige a los espiritas que les den pruebas de sus afirmaciones: “Me prueben que el Espíritu existe”, pero, ¡no se prueba que “el cuerpo de Dios” esta entero en la ostia! Nadie puede probar esto jamás. Es un dogma indiscutible e indiscutido.

Toda certeza que no adviene del discernimiento y del raciocinio se vuelve fanatismo. Todos los puntos de la doctrina espirita pueden, deben y precisan ser cuestionados: Nosotros, los espiritas predicamos esto en todo momento, las distintas obras de consulta lo reiteran también. La doctrina espirita es la doctrina del estudio, es la doctrina del libro, lo que ninguna de las doctrinas dogmáticas son. Estas abominan al libro esclarecedor. Dicen ellos: ¡Todo está en la Biblia! Pues mentira, por qué no lo está. Concluyamos entonces que en el sentido verdaderamente filosófico los dogmas son proposiciones en que se asientan una doctrina, un sistema, una ciencia, una filosofía o una religión.

Fuente: Revista Espirita Año 1858.Notas del traductor al fin de la Obra. Pág. LX/Teixeira, José Raúl. IV Encuentro Estadal Espirita del interior de Paraná, Brasil, Cascavel .Pr. Fep 2001.Video Fidelidade Espirita.

“…A medida que los católicos fueran despertando de su letargismo mental, acicateados por el cientificismo del mundo, buscaran otras doctrinas, que les atiendan con mayor eficacia, las nuevas disposiciones espirituales acerca de los destinos humanos y de las consecuencias de la vida del Espíritu, más allá de la tumba…”. Espíritu Ramatis. La Misión del Espiritismo

jherrer69@yahoo.es

@jrhv343

Comentarios
José R. Herrera Vásquez
string(4) "some" string(3) "yes" bool(false) bool(false)