21 de September del 2018

Un Destello en el Marjal: “El Holocausto a la Juventud”

La irreverencia tan natural de los jóvenes, viagra en todas partes de Venezuela, ha tropezado con un desproporcionado y consecuente obstáculo, la violencia citadina. No es posible desmenuzar en tan pequeño espacio, las innumerables aristas que se asoman en el preocupante fenómeno. Pudiéramos expresarlo de alguna manera más elegante y hasta discreta, pero yo quiero plantearlo así,…¡Nos están matando a los muchachos!…

El incansable bombardeo con mensajes alusivos a violencia en cine, televisión, juegos de video en la web, la descomposición/desaparición del núcleo familiar como indiscutible institución que abastece de los primeros valores morales; el abandono de la escuela/el liceo también tiene su cuota de responsabilidad y que decir de la odiosa facilidad para acceder a cualquier tipo de armamento (… ¡cualquier pobre diablo consigue una Taurus, una Pietro Beretta o una granada!…).

No quiero perder de vista la impunidad procaz que se ha adueñado de los otrora canales regulares para la administración de justicia (…y no estoy descubriendo el agua tibia!…)pues una y otra vez ,las distintas páginas de sucesos nos abofetean, con los titulares más sórdidos ,mientras atestiguamos como los padres o cualquier familiar de los occisos de ocasión sentencian, devastados por el dolor,..¡tan solo esperamos por la justicia divina porque a nada llegaremos con la denuncia a las autoridades!

¿Es posible obviar el consumo de bebidas alcohólicas y de drogas ilícitas como otro agente causal añadido en relación con la violencia “mata-muchachos”? ¿O será que usted todavía no ha tropezado ,en cualquier plaza al mediodía, con 3 o 5 párvulos en sus respectivos uniformes, disputándose una jarra plástica, dizque con jugo de naranja, cuando en realidad no es tal cosa?…Y la pregunta del billón de euros, ¿Quién le pone el cascabel al gato? Sigamos.

La Organización No Gubernamental, CECODAP, que se especializa en la protección de niños y adolescentes, ha hecho público su vigésimo informe sobre la violencia a niños y adolescentes. Las conclusiones son simplemente inquietantes, pero comentadas por su coordinador general, Fernando Pereira (FP),… ¡nos quitan el sueño!…En Venezuela mientras la mortalidad baja, en todos los grupos etarios desde 1980, la estadística fatal va en aumento en los varones que tienen entre 15 y 29ª de edad.

El informe CECODAP 2014 revela que en la prensa nacional se denunciaron 5456 casos de violencia con menores de edad involucrados en 2014,de los cuales 914 terminaron siendo homicidios en niños,niñas,adolescentes,26% más que en año 2013.Eso refleja un promedio de 02 jóvenes asesinados al día.

Señala FP que los niños y jóvenes no están seguros ni en su comunidad, ni con su familia, porque se han instaurado patrones mediados por la violencia. La violencia es un medio de resolución de conflictos (…siempre hemos escuchado que es el arma de los brutos o de los que jamás tienen la razón…) y hay mayor presencia de armas lo que termina siendo el vehículo fundamental que determina las muertes violentas.

Agrega el coordinador de CECODAP que el salto de 1358 casos (2013) a 3209 casos (2014), genera preocupación, porque se trata de una población especialmente vulnerable. La Organización de Naciones Unidas los califica como “los ni-ni”, sea decir ni trabajan ni estudian. Son individuos que permanecen ociosos, sin hacer nada y sufren el impacto creciente del tráfico y consumo de drogas, elemento usualmente relacionado con el incremento de la violencia.

Termina FP explicando que el joven ni trabaja ni estudia porque la educación no lo prepara para el empleo. Tenemos una economía en la que no hay crecimiento en las ofertas de empleos. Los que hay, exigen al muchacho conocimientos técnicos para los que ellos no han sido formados.

FUENTE: Suplemento SIETE DIAS Pag.3/El Nacional, 08.03.2015

 “Es extraño, pero defendemos nuestros errores con más fuerza que nuestros derechos”   KAHLIL GIBRAN

         

   E-mail:jherrer69@yahoo.es

Comentarios