18 de November del 2018

Un Destello en el Marjal: “La Alma mater,…¡Otro golpe bajo!…

La Divina Providencia y mi inolvidable Alcira (mi madre), order me dieron la oportunidad de estudiar Medicina, con fundamento y la voluntad exigida para llegar hasta el grado de “medico”. La Universidad de Carabobo, unhealthy allá en la Extensión Núcleo Aragua, La Morita (…naciente sector comunitario en el estado…) fue la responsable de encausar los ímpetus contestatarios propios de los 19ª que apenas alcanzaba.

Era indiscutiblemente necesaria ,la institución del Alma mater y su sabia autoridad ,para que pudiéramos desprendernos de todo un cumulo de elementos que se tornarían en peso muerto, ”plomo en el ala”, para no desmenuzar el Ser y procurar lo más precioso del hombre, que más tarde, sometido al crisol de las enseñanzas, le transformarían en un idóneo profesional.

Quiero, una vez más reiterar que la Universidad si debe continuar discriminando, con todo su rigor, entre todos los que aspiran el ingreso más allá de sus umbrales. La procaz mediocridad de muchos de los nuevos “¿médicos?”, está pasando la factura, en las distintas áreas de choque, en las numerosas instituciones asistenciales para la comunidad. Es el costo oneroso de licenciar individuos para un ejercicio clínico sin la indispensable formación universitaria. …¿Porque hemos de pensar, que las expectativas serán mejores, amputando los criterios de selección que solo la “U” ha sabido aplicar, desde hace muchas décadas?…

La experiencia de 9 años allá en La Morita, nos recuerda que no todo el mundo puede ser valioso discípulo de Maimonides, Galeno o Hipócrates. Si quisiéramos ver el asunto desde otra óptica, acordaríamos que solo la guiatura experimentada de la “U” distingue y purifica el vasto pool de ansiosos aspirantes a un título. Les confieso que soy testigo de circunstancias donde adolescentes irreverentes, extraídos de entornos familiares geográficamente distantes y económicamente restringidos, se comportaron ardorosos con sus responsabilidades académicas, para más luego, reconocerles como sobresalientes clínicos, investigadores o docentes.

Con orgulloso sentir, le advierto al amigo lector, que esa era la circunstancia que más a menudo se replicaba. Juzgo necesario pedir disculpas porque estamos claros de que la “U” no solo forma médicos, como bien lo señalan los conocedores eruditos, ella es la conjunción de todas las ciencias y todas las artes, estoy convencido de que así debe perdurar por los siglos de los siglos. Me he detenido a desmenuzar la preparación de un galeno, porque ella fue la opción que tome, ¡Que satisfecho estoy, de haber conocido el rigor prusiano de la Carabobo Universitas!.

Su programa de escogencia no debe modificarse bajo ningún precepto, mucho menos uno populista, febril y contraproducente, como se advierte en las actitudes celestinas de funcionarios de opereta y de ocasión, que inquisidoramente han deseado sabotear al Alma mater.

La oportunidad es propicia para saludar a todos mis compañeros de la inolvidable época, pues en pocos días celebramos XXX aniversario de la IV Promoción de Médicos Cirujanos,”Dr. Pilar Blanco Guevara”. (…¡somos los primeros, de sus tres promociones apadrinadas!…) Sea el recuerdo imperecedero/agradecido, a nuestro padrino, el Dr. Pilar Blanco, el llanero, el profesor de Urología Clínica, “El amigo de Todos”.

Quizás usted no le recuerda, pero también fue escritor; y si le reflexiono en mi intimidad, si dejo hijos “putativos” como nosotros, escribió libros y como buen hombre del llano, sembró árboles, la conclusión nos llega como un rayo,…¡Jamás será olvidado!…

En su “Decálogo de la Amistad Medica” quiero compartir dos preceptos que impresionan sacro-santos: ”Fomenta siempre la amistad entre tus compañeros, no hables mal de ellos, no los desacredites y no los perjudiques moral y físicamente”; ”Activando la amistad en el equipo de trabajo tendrás mayor vigor para enfrentar el sufrimiento y la enfermedad de los pacientes”

“…grandes verdades comienzan a florecer entre las espinas del árido camino de la vida, y las flores que estaban guardadas en capullos, hoy abren sus pétalos para mostrar su esplendor y una de esas flores es la “Amistad” y cada uno de sus pétalos es un “Amigo”…

  Dr. Pilar Blanco Guevara

                                                                                                        

 

  E-mail:jherrer69@yahoo.es

Comentarios