12 de November del 2018

Un destello en el marjal: ¿Menos mal que me salve?

Foto: Archivo referencial

Después que aquellos fulanos se metieron en la fiesta, cheap en aquella modesta urbanización ya casi de madrugada, no rx para asesinar a dos policías que estaban francos y vestidos de civil, hospital no he podido recuperar mi estilo de dormir sabroso, también he dejado de visitar tan apreciada familia  de mis días de infancia y mi mujer me reclama a diario que cada vez estoy más huraño y gritón, ¡Y eso que el bendito susto lo sufrí cerca de dos años atrás!

En otro retazo de la vida, Ricardo, el más joven de tres hermanos, alcanzando quince primaveras con la familia Roque Festas, presenció impávido como fue asesinado en su presencia, un compañero de estudios en el liceo, de muchas cuchilladas, pero durante el espacio de los recesos en la propia institución. Obviamente que el chico ahora occiso desde muy chico tenía muy peligrosas compañías.

Acontece, que el mozo ha derrumbado el brillante rendimiento académico en un santiamén. Se muestra temeroso de volver al liceo, de muy considerable categoría, mientras que  en más de una docena de veces, le ha pedido a sus padres que le retiren sin importar la pérdida del curso, porque prefiere continuar al lado de sus primos, que se encuentran en otro país anglosajón dese hace un lustro. El terrible atentado que atestiguo Ricardo aún no tiene cuatro meses de acontecido.

Ciertamente, que estos relatos son producto de mi imaginación pero en realidad no están muy lejos del día a día venezolano. Más allá de las cifras de hombres, mujeres y niños caídos, es la salud mental del país, en cualquiera de sus estratos la víctima más recurrente.

La práctica clínica diaria corrobora, que los pacientes prefieren consultar con el medico neurólogo alguna inquietud de las medianamente descritas, en vez de dirigirse hacia el psiquiatra, el verdadero experto en la materia (¿Pero por qué?… ¡si yo no estoy loco!). La problemática que ahora mismo describo, se conoce como Síndrome de Estrés Post-traumático. He aquí algunos aspectos de interés.

El trauma es experimentado de nueva cuenta en las siguientes maneras: recuerdos intrusivos (llegan de repente al pensamiento) frecuentes del suceso (el paciente se queja de que no puede dejar de pensar acerca del trauma); pesadillas frecuentes respecto al acontecimiento; cualquier recordatorio del evento es persistentemente evitado y la respuesta general se reduce al: evitar todas las conversaciones, lugares, personas o sucesos que pudieran recordar el incidente a la persona, o sentirse separado de otras personas, estar emocionalmente restringido o tener una sensación de un futuro reducido.

Por si esto fuera poca perturbación para la condición mental del individuo afectado, ellos mismos pudieran desarrollar re-exposición compulsiva al trauma, por medio del daño a otra persona, dañarse a sí mismas o colocarse ellos mismos en una posición para volver a ser víctimas. Los comportamientos auto-destructivos incluyen cortar, quemar, intentos de suicidio, suicidio consumado y la inanición. Los criminales más violentos tienen antecedentes de alta incidencia de abuso en la infancia.

Cuanto más intensas fueron las emociones experimentadas durante el trauma, hay mayor insensibilidad emocional. Todas las emociones impactan por igual, las positivas y las negativas. Esto conduce al aislamiento social e indiferencia para con las personas amadas, con el resultante conflicto y la perturbación final y terminación de la relación. Se puede emplear alcohol y las drogas para apoyar al proceso de insensibilidad.

Fuente: Secretos de la Psiquiatría. James Jacobson/Alan Jacobson. Mc Graw-Hill.Colombia.2002

“…La enfermedad nos cura de muchas tonterías. Nos inclina a ser humildes, a no estimarnos en más de lo que realmente valemos. Nos permite volver hacia nosotros mismos la luz de la reflexión…”. Selección de selecciones #2. (Pag.17-20)

E-mail: jherrer69@yahoo.es

Comentarios