Un destello en el marjal: ¿Para qué voy a donar sangre?

Foto: Agencias

Todo el mundo se pregunta, ¿para qué reclaman donantes de sangre en nuestros hospitales? Es obvio que tal circunstancia no forma parte de nuestra cultura.

Son muchas las personas, que sumidas en el más oscuro desconocimiento de la rutina hospitalaria, vociferan enojosamente, que tan solo son deseos de jorobar al paciente y los familiares, por parte del médico cirujano o el banco de sangre de la institución.

Tristemente la realidad es otra, amigo lector, y a propósito del Día Mundial del Donante de Sangre, quiero dispensarle algunas aclaratorias, que no le dispensan allá en el hospital, cuando tantos se encuentran atribulados y perturbados.

Muchos pacientes con politraumatismos (accidentes viales, violencia callejera), pueden llegar a necesitar cantidades variables de sangre o sus derivados. Existen procedimientos médico-quirúrgicos altamente hemorrágicos, y puedo dar fe de ello. Hace algunos años atrás, una estimada abuela ya extinta, amerito la colocación de una prótesis de cadera. Durante el procedimiento quirúrgico los valores de hemoglobina pasaron de 11.6 gramos % a 4.5 gramos %, afortunadamente no falleció en tal contingencia, pues logró vivir y acompañar por casi diez años más.

Otros procedimientos que producen notable pérdida de sangre son las cesáreas segmentarias. Los pacientes que sobrellevan  el diagnóstico de una condición oncológica (cáncer) seguramente va a requerir en varias oportunidades transfusión de sangre o derivados. Las condiciones médicas como las discrasias hemáticas (anemia drepanocítica, talasemias, leucemias púrpuras), trastornos de origen auto-inmune (lupus, artritis reumatoidea, esclerodermia) necesitan con frecuencia de transfusión de sangre.

La lista, ciertamente es mucho más extensa, pero le asoma a usted amigo lector,  las razones por las que solicitan donantes de sangre. El día 14 de junio de cada año, se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre. El evento sirve para dar a conocer la necesidad de disponer de sangre  y productos sanguíneos inocuos como también agradecer a los donantes un regalo que permite salvar vidas humanas.

La sangre es un recurso importante, en todos los tratamientos programados y en las intervenciones urgentes, permite aumentar la esperanza y la calidad de vida de los pacientes  con enfermedades potencialmente mortales y llevar a cabo procedimientos médicos y quirúrgicos complejos. Asimismo es fundamental para tratar a los heridos durante urgencias de todo tipo (desastres naturales, accidentes, conflictos armados, etc.) y cumple una función esencial en la atención materna y perinatal.

Cada año, millones de personas ven peligrar sus vidas y su salud en situación de urgencia. En la última década, los desastres han provocado más de 1 millón de víctimas mortales mientras que las personas afectadas por las emergencias superen los 250 millones.

Un servicio de transfusión que dé a los pacientes acceso a sangre y productos sanguíneos inocuos en cantidad suficiente, es un componente fundamental de todo sistema de salud eficaz,  para garantizar la disponibilidad de suministros sanguíneos inocuos. Es necesario impulsar la coordinación nacional de los servicios de transfusión a partir de donaciones voluntarias no remuneradas, sin embargo, en muchas naciones los servicios de transfusión tienen dificultades para conseguir que el suministro de sangre sea suficiente, y garantizar al mismo tiempo su calidad e inocuidad.

Así pues, la campaña de este año, se centra en la donación de sangre durante las emergencias. Ante una crisis o situación de urgencia, casi todos nos preguntamos, ¿Qué puedo hacer? ¿Cómo puedo ayudar? Por ello la consigna de la campaña 2017 es: ¿Qué puedo hacer? Con el siguiente mensaje secundario: Dona sangre. Dona ahora. Dona siempre.

Fuente: www.who.int/campaigns/world blood donor day

“Cuando la edad enfría la sangre y los placeres son cosas del pasado, el recuerdo más querido sigue siendo el ultimo, y nuestra evocación más dulce, la del primer beso.” LORD BYRON. Poeta Inglés (1788-1824)

jh27343@gmail.com

@jrhv343

Comentarios