16 de November del 2018

Un destello en el marjal: ¡Vaya placer, el fumar!

Foto: Archivo

Mis buenos amigos lectores  están bien enterados, order   de que hace bastante rato que no existe publicidad, vcialis 40mg hacia el consumo de cigarrillos y el deseo  de fumar pero en nada parece haber disminuido la demanda del anhelado adminículo, cheap ….¡Para muchísimos cristianos! …

Es obvio, que poco ha impactado que en la contraportada de la cajetilla de cigarrillos, se muestren excelentes poli-cromias con las variadas lesiones en la boca y pulmón de los fumadores. Parece que nada inquietan otras fotos más atrevidas, con la tarjetica atada al dedito del dedo gordo del pie de un cadáver, claro está que en una morgue.

Yo quiero presumir que simplemente no voltean la cajetilla o simplemente, el acto es tan mecánico que para nada hay que reparar en ¡estúpidas bagatelas!.. Simplemente continúo disfrutando el sabroso placer de fumar mi cigarrito.

No  se equivoque, mi grato amigo lector no es el desiderátum de mis líneas “sermonearle” para eso están hechos los pulpitos de su libre preferencia y cuando le provoque. En verdad solo quiero realizar humilde ejercicio para la prevención en salud comunitaria como médico que soy, recordándole sobre algunas peculiaridades que acontecen al inocente fumador recalcitrante/obcecado.

Sepa usted, que no voy a re insistir en los asuntos ya conocidos de la presencia de ese color amarillento en las yemas de los dedos/dentadura, como tampoco en el “perfume de tabaco quemado” que les delata en donde quiera que se encuentren,  y que tanto insisten ocultar con enjuagues mentolados o “caramelitos de menta”. Para nada voy a repasar aquello de la correlación tan alta con la aparición de cáncer de pulmón, la disminución notable de la Capacidad Vital (¡su internista o neumólogo le puede explicar en la consulta!), también hare mutis con eso que llaman Cor pulmonale.

Los fumadores de larga data desarrollan excesiva y persistente producción de moco en sus vías bronquiales, ello es el detonante de la persistente tos que descubre a los fumadores. El reflejo tusígeno es la defensa del noble órgano, para eliminar la sustancia y permitir el intercambio gaseoso con funcionalidad. Esa anormal cantidad de mucus se contamina con facilidad, la cual genera bronquitis, bronco-neumonía o neumonía.

La sangre de los fumadores es más espesa y obviamente su circulación por todo el árbol circulatorio es más lenta y comprometida, especialmente en los lechos capilares (vasos los sanguíneos mucho más pequeños). La causa radica en el aumento de los valores de hemoglobina y del hematocrito, entonces el fumador acusa fatiga, opresión torácica, sensación de mareos recurrente y nada raro es la queja de dificultad para la concentración cuando el esfuerzo mental es requerido. También es un elemento que predispone a la aparición de coágulos o trombos en el rio de sangre que otras complicaciones temidas conlleva.

El consumo de cigarrillos refuerza el estado de alerta y ello lo saben muy bien, muchos médicos (¡Que paradoja!), los amigos bomberos y policías como también los controladores aéreos, por lo que es muy natural que sea causa de insomnio.

 Generalmente los individuos fumadores cumplen con tratamiento médico ambulatorio de variadas condiciones médicas. Los betabloqueantes (como el carvedilol) que utilizan los hipertensos no reducen la frecuencia cardiaca y no reducen las cifras elevadas, con la misma eficacia. Las benzodiacepinas (como alprazolam) no tienen la misma capacidad de producir sedación. La heparina  se metaboliza más rápidamente, con menor protección anti-coagulante. Medicamentos de uso en psiquiatría como Haloperidol o Fluvoxamina bajan sus concentraciones con inminentes riesgos para esos pacientes.

Aproximadamente el 90% de las personas destinadas a convertirse en fumadores de cigarrillos inician la conducta en la adolescencia. Los factores que promueven  la iniciación del vicio: los progenitores o la generación anterior fuman cigarrillos, la influencia de la publicidad y promoción del tabaco, la aceptación social del hecho de fumar, la necesidad de mejorar la propia imagen y de imitar la conducta de los adultos.

Conmueve observar los chicos como se colocan la guillotina sobre su propio pescuezo, con tanta información disponible al respecto. Puede que impresionen mis líneas como una cruzada estéril contra la costumbre de fumar, espero encontrar más de 50 personas que mediten en su intimidad (¡o escriban a mi dirección de correos!)…caray Dr. Yo no sabía que tantos problemas me causaba un inocente cigarrillo antes de dormir en la noche…

“…Hasta ahora, de un modo general, el hombre no ha sabido colaborar en la preservación y sublimación del castillo físico. Mientras es joven dilapida sus posibilidades y las desperdicia inopinadamente, desde afuera hacia adentro, y tan pronto ve que se ha perjudicado a si mismo, o que ha envejecido prematuramente, se entrega a la insurrección…”. “EL SUBLIME SANTUARIO” (Derrotero)

                                                   Francisco (Chico) Cándido Xavier

 E-mail: jherrer69@yahoo.es

Comentarios