14 de December del 2018

Un destello en el marjal: ¿Venezuela tiene futuro?

Foto: Archivo

Me había restringido mentalmente, check limitando mis razonamientos tan solo al hecho de que esta tierra venezolana es rica y prodiga, medical sentimiento que ebulliciona cuando a paso viandante tropiezo con algún comerciante, bien de a pie u formalmente establecido, mostrando con ilusión multicolor y substanciosa mercadería: piñas, limones, zanahorias, melones, granos, calabazas, naranjas, yuca, parchita, guayaba y otras muchas diademas nacidas de la maravillosa tierra.

Tan solo, bastaría con cambiar los hombres retardatarios y anquilosados en sus ideas, su sistema recurrentemente fracasado en varios sectores del orbe. Hasta hace poco era así como pensaba pero tropecé con unas líneas en una página de opinión que me obligaron, una vez más a meditar. Pero, ¿…y si el otro grupal, anhelante de llegar para formalmente instalarse, continúan siendo, el mismo musiu…? pero con un diferente cachimbo.

La noble orografía venezolana proseguirá siendo generosa y esplendida, ¿Qué hacemos con los seres enfermos y preñados  de codicia pero innegablemente vacíos de Alma?

Pues no queda otra opción que dirigir la mirada y nuestro fino escrutinio hacia las nuevas generaciones de jóvenes universitarios, nuestro naciente “El Dorado”, causante de gestas despiadadas y sanguinarias entre los inauditos conquistadores de tiempos de otrora.

Ese yacimiento, de optimismo y sortilegio, no es otro que nuestra juventud estudiosa. La Sociedad Mundial del Futuro Venezuela (www.FuturoVenezuela.net) hace constar que si existe un nutrido grupo de jóvenes quienes enfocan el porvenir de la nación desde una perspectiva bien distinta: hay que sumar y multiplicar, no restar y dividir. Hay que amar y construir, no odiar y destruir. Hay que ver hacia adelante y el futuro, no mirar hacia atrás y el pasado.

Nuestros valientes chicos universitarios son la prueba fehaciente de que Venezuela si tiene futuro. Todos nosotros, debemos trabajar por un país donde el progreso supere el retroceso, donde la inclusión venza a la exclusión, donde la tolerancia triunfe sobre el sectarismo. Donde la inteligencia derrote finalmente a la ignorancia.

“La más necesaria de todas las ciencias es olvidar el mal que una vez se aprendió” ARISTÓTELES

E-mail: jherrer69@yahoo.es

Comentarios