23 de September del 2018

Al Sur de Maracay viven entre aguas negras y agua de lluvia

Gregorio Pulido mostró cómo las aguas negras se desbordan por doquier. Fotos: Sergio Olivo

Producto de las recientes lluvias caídas en buena parte del territorio aragüeño y a las malas condiciones del sistema de drenaje, algunas comunidades del Sur de Maracay han sufrido de anegaciones.

Dos de ellas son las urbanizaciones La Esmeralda y Palma Real, donde la mayoría de sus calles han permanecido, en los últimos días, convertidas en ríos, donde convergen el agua de lluvia con las aguas negras; por lo que sus habitantes deben soportar olores putrefactos y hacer maniobras para transitar por ellas, ya sea a pie o en vehículo, viéndose obligados en muchas ocasiones a estar presos dentro de su propia vivienda.

En el caso de La Esmeralda, Gregorio Pulido indicó que este no es un problema nuevo, pues desde hace muchos años han padecido por el colapso de las cloacas, que constantemente se desbordan y las aguas inmundas han llegado incluso a meterse en las casas.

Aseguró que con las lluvias el problema empeora y lo peor es que cuando se inundan no reciben apoyo de ningún organismo del Estado, sino que con mucha paciencia deben esperar a que las aguas bajen por sí solas.

Mientras escurría el agua hedionda del frente de su casa, Dixon Farías, habitante de Palma Real, señaló que desde hace 15 días este terrible problema ha empeorado. Resaltó que en las principales calles de esta comunidad el sistema de drenaje colapsó, por lo que las aguas negras constantemente se desbordan y en los últimos días se han unido a las de lluvias; de allí que se hace necesario que las autoridades hagan algo al respecto, pues son muchas las personas que están viendo afectadas su salud por esta terrible situación.

Después de las lluvias, los habitantes de Palma Real deben retirar las aguas putrefactas del frente de sus viviendas

 

Comentarios