19 de February del 2019

Cerro del Hotel Maracay: De moda a parada obligada de salud

Los maracayeros han hecho de subir al cerro una costumbre  Fotos: Luis Patiño

Hace más de quince años, sickness los maracayeros comenzaron a experimentar la subida por el llamado cerro del Hotel Maracay.

Se trata de un camino que va hacia Las Cocuizas, cialis sale por las montañas del Parque Nacional Henri Pittier, con una altura máxima de 1.148 metros sobre el nivel del mar.

Con el pasar del tiempo, eso de “subir al cerro el domingo” para divertirse o experimentar, pasó a ser un hobbie para muchos maracayeros.

A diario, con la primera luz del sol, las personas se enrumban en un encuentro con la naturaleza, con el aire fresco y en promesa de una espectacular vista, desde lo alto, de una ciudad que alberga a un millón de habitantes en su área metropolitana.

Subir al cerro dejó de ser una moda y actualmente es una parada obligada para la salud. Muchos son los que se ejercitan en este recorrido de subidas y bajadas.

Para los maracayeros, el cerro del Hotel Maracay equivale a subir a El Ávila para los caraqueños.

Costumbre de dos años

A Gabriela Da Silva le encantó tanto subir al cerro, la primera vez que lo hizo, que de allí en adelante, lo convirtió en una costumbre de vida.

“Hace dos años ya que subo el cerro y es fascinante. Es un encuentro con la naturaleza. No lo hago por moda, al contrario, lo hago para mantenerme en forma”.

Considera que es una excelente alternativa, además, para desestresarse, manteniendo contacto con la naturaleza.

A Gabriela le lleva entre 1:10 y 1:15 horas completar el recorrido, hasta la cumbre. Ella no ha llegado hasta Las Cocuizas.

Fascinante primer viaje

Roxan Gómez le hizo caso a sus hijos y la mañana de este viernes subió, por primera vez, al cerro del Hotel Maracay.

“Me convencieron y subí, no llegué hasta el final, pero ellos siguieron, me parece una experiencia fascinante para perder peso y mantenerse en forma”.

Dieciséis años al pié

Comenzaron vendiendo tímidamente y hoy día están establecidos al pié del cerro, en un toldo, ofreciendo jugos, frutas y alimentos.

Es la familia Medina, que lleva 16 años vendiendo en el lugar. “Esto comenzó muy tímidamente, al principio casi nadie subía, pero ahora es impresionante la cantidad de personas, sobretodo los domingos”.

Yusbely Medina afirma que trabajan viernes, sábado y domingo. Tienen a la venta jugos naturales, tizana, pastelitos horneados y demás alimentos. Los precios varían entre Bs. 20 y Bs. 30.

En los años que lleva allí ha visto crecer la cantidad de personas que demandan al cerro. Desde instituciones públicas, empresas privadas y colegios. “El auge ha sido de dos a tres años para acá”, aseguró.

 

Cada mañana, cientos de personas suben al cerro del Hotel Maracay, sobretodo viernes, sábado y domingo

Cada mañana, cientos de personas suben al cerro del Hotel Maracay, sobretodo viernes, sábado y domingo

Comentarios