22 de March del 2019

Comunidades sedientas “habilitan” tomas de agua para abstecerse

Foto: Leonardo Torrealba

El apagón nacional que afectó a la población venezolana, continúa dejando secuelas en la población aragüeña, principalmente en las comunidades del sur de Maracay y algunos sectores del municipio Francisco Linares Alcántara, que están afectados por la escasez de agua, situación que no está siendo atendida con ningún plan de contingencia, diseñado por alguna instancia de gobierno.

El panorama arriba descrito obligó a la población a “ingeniárselas” y “habilitar” al menos cuatro tomas de agua en la tubería matriz que atraviesa la Avenida Los Aviadores.

Robert Mendoza, habitante de San Luis, explicó que desde antes del apagón no recibían el vital líquido y la única manera de abastecerse en cargando tobos en la toma del puente de Río Blanco. “No hemos visto la presencia de representante de gobierno que presente un plan de contingencia y ante la necesidad, resolvimos entre nosotros”, acotó.

Hombres, niños, adolescentes y hasta ancianos se mantienen día y noche “trajinando” con cualquier tipo de envase plástico que le permita trasladar el agua hasta sus hogares. La mayoría de quienes participan en esta peligrosa tarea son jóvenes que deben desafiar la velocidad de los cientos de autos que por allí pasan, para llegar hasta el concurrido “chorro”.

Por otro lado, Yanadis Chourio, residente de Paraparal, asegura que lo más cercano a la asistencia gubernamental, es la presencia de funcionarios policiales, cuando se produce algún altercado entre vecinos en medio del desespero y la premura por llevar el vital liquido hasta sus hogares.

Comentarios